Capítulo 13

Las lágrimas me empañan los ojos, quiero llegar ya.

Por fin consigo aparcar, subo corriendo a la habitación, no hay nadie.

Voy a la sala de espera, tampoco hay nadie. Decido preguntar a una enfermera, me lleva hasta una sala, una sala solitaría, silenciosa..

No puede ser, no puede estar pasando, no he llegado a tiempo, Sergio ya no está…

La madre de Sergio en cuanto me ve me abraza, no puedo parar de llorar, no se que puedo decir para consolarla, en realidad, necesito a alguien que me consuele a mí.

  • ¿Pero qué ha pasado? Ayer estaba bien.

Juan, su padre, se acerca a mí:

  • Ayer le empezó a doler la cabeza, lo achacaron a todos los medicamentos que estaba tomando, pero de repente entró en coma. Se le formó un coágulo en la cabeza… y no lo han podido salvar, esto es terrible Sofía… era tan joven, estaba tan contento por su recuperación, esto no es justo.

Se derrumba en mis brazos, no se que hacer Dios mío, me parece mentira que un día estemos aquí y el otro no. No estoy a la altura de la situación, pero tengo claro que de aquí no me voy, sus padres me necesitan y yo necesito estar aquí.

Esto es muy duro, nos ha tocado despedirnos de Sergio, no se me olvidará su cara, su sonrisa y sus ganas de vivir. Ahora es cuándo me doy cuenta que la vida son dos días y que no sabes cuando puede acabar este bonito viaje.

No me salen más lágrimas, llevo llorando todo el día. No paro de recordad momentos vividos con él, y como a todo el mundo creo que nos pasa, que me arrepiento de muchas de las situaciones vividas y que hubiera echo de otra manera. Pero bueno, de nada sirve ya lamentarse.

Son ya las doce de la noche, estoy agotada. Decido irme a casa, mañana es el entierro.y quiero estar entera.

Cuando salgo del hospital enciendo el móvil, tengo un mensaje de Carlos para vernos.

Son las doce, pero me da igual le llamo.

  • Hola cariño, ¿qué tal?

No ha terminado de decirme que tal cuando rompo a llorar.

  • Sofia, ¿qué te pasa?

No puedo hablar, solo lloro y lloro.

  • ¿Dónde estás, que voy a por ti?
  • Carlos, esto es una pesadilla.
  • Pero nena, dime donde estás para poder ir a por tí.

Le digo donde estoy, pero no que me pasa, y viene muy asustado.

  • Dios Sofi, que te pasa por dios.
  • Sergio, ha muerto Carlos, está muerto, muerto, muerto.

Me derrumbo, no puedo más.

  • Tranquila, tranquila cariño, estate tranquila.

Me abraza, lo necesito, creo que cualquier abrazo ahora mismo me vendría bien, pero siendo sincera este me reconforta mucho.

  • Venga pequeña, vente a mí casa. Vamos a descansar, lo necesitas.

No rechisto, tiene razón.

Llegamos a casa de Carlos, parezco un zombie, llevo un montón de horas sin comer nada, pero la verdad es que no me entra.

  • Vamos cariño, tienes que comer algo, no puedes ir a dormir así.
  • No tengo hambre, de verdad, solo quiero descansar.

No insiste, sabe que no va a conseguir nada.

Nos vamos a la cama, me desnuda con una ternura nunca vista.. y  me pone una camiseta suya, no intenta nada, solo me da besos, por el cuello, la espalda, y antes de dormir me da un masaje.

No se en que momento me duermo, cuándo oigo en mi oído:

  • Descansa cariño, descansa.

Son las 2:00 de la mañana, me levanto sobresaltada de una pesadilla. No paro de soñar con Sergio, solo se me vienen a la cabeza imágenes suyas. Esto es un infierno.

Carlos se levanta todo el rato para calmarme y se queda conmigo hasta que me vuelvo a dormir, me pasa esto unas 4 o 5 veces durante la noche.

A la mañana siguiente, me ducho y me arreglo hoy es el entierro.

Menudo mal rato hemos pasado, creo que es el momento más duro de una muerte, el momento de despedirte para siempre, el momento de decir adios.

Me quiero ir a mi casa, quiero estar sola. También he quedado con la madre de Sergio, para ir a la que era nuestra casa a recoger todas sus cosas, y algunas mías que me quedan.

Entro en nuestra casa, me derrumbo, esta todo igual, empezamos a recoger, encontramos fotos, notas, es todo muy duro para nosotras. Su madre quiere llevárselo todo, pero, el jarrón que compramos en Praga me lo quiero llevar yo. Tiene para mí un significado muy importante, núnca lo hemos dicho, pero allí me pidió matrimonio. En ese momento le dije que sí, pero luego las cosas se torcieron. Ahora mismo si hubiera sabido esta situación, también habría tomado la decisión de dejarle, lo último que quería era hacerle daño y estando con el se lo estaba haciendo.

No sé, como afrontar esta situación, pero es algo que sinceramente me ha cambiado la vida.

Cuándo llego a mi casa recibo un whatsap:

Lo siento mucho Sofi, me he enterado de lo de Sergio. Cómo me gustaría estar contigo, apoyarte, abrazarte, besarte en estos momentos tan duros… Sabes donde estoy, y que tienes las puertas abiertas. Te espero y te quiero.

Víctor.

 

  • ¿Contestará Sofía al mensaje de Víctor?
  • ¿Cómo será la vida de Sofía ahora?
  • ¿Estará Carlos a la altura de la situación?

Os espero, mil gracias por todo.

Os dejo en enlace a mi Facebook:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Anuncios

Capítulo 12

Menudo polvazo acabamos de echar, increíblemente increíble, este tío sabe follar y de verdad.

Me baja la falda, y me coloca entera, solamente ese gesto me pone a mil.

  • Anda si esto también se te da bien.
  • Nena, hay pocas cosas que no se me den bien.

Qué creído el tío, pero me encanta!

Nos quedamos un rato más en el reservado, la música es la leche y Carlos me observa mientras bailo.

  • Venga anda, solo un baile que más da.
  • No cariño, no me gusta bailar.

Menudo soso, tras 20 minutos intentándolo, decido parar de insistir y seguir yo sola.

  • Nos tenemos que ir, corre, coge tus cosas.
  • ¿Qué pasa Carlos?, ¿Otra vez igual?
  • No Sofía, por favor, no pienses eso, me han llamado, mi madre está en el hospital.

Oh joder, vaya, y yo reclamándole. Cojo todo lo más rápido posible y vamos camino al coche.

  • Sofía de verdad, mi madre es un poco peculiar, es mejor que no la conozcas hoy, otro día te la presento.

Que pesadito, voy a ir con el, tampoco creo que sea para tanto.

  • Carlos, voy a ir contigo y punto, a cabezonería no me gana nadie así que tu decides.

Resopla, pero al final parece que cede.

Llegamos al hospital, y Carlos se acerca a un médico.

  • No se preocupe, ha sido una caída muy floja, pero al ser mayor, es mejor que se quede en observación.
  • Pero, ¿cómo se ha caído?
  • Por lo visto, estaba subiendo las escaleras y tropezó. No tiene nada fracturado, ni ninguna lesión, ha venido por su propio pie, porque la dolía un poco el tobillo. Por estas cosas no solemos llamar a los familiares, pero ella nos ha pedido que le llamemos.

Hombre yo creo que lo mas normal es que te llamen no?, me digo yo a mí misma.

Ponemos rumbo a la habitación, y cuando vamos a entrar Carlos se dirije a mí:

  • Sofía, estás a tiempo de esperarme aquí, te prometo que no voy a tardar.
  • No, voy contigo.

Con la mejor de mis sonrisas nos encaminamos a la habitación donde tienen a la madre de Carlos.

  • Hijo, menos mal que has venido, no te imaginas el golpe que me he dado, casi me da algo.

Menuda mujer, es guapísima, es rubia y tiene los ojos claros, no tiene ni una arruga, se nota que se cuida muy bien.

  • Hola mamá, la enfermera me ha dicho que el golpe no ha sido fuerte y que no tienes nada, así que estate tranquila. Ella es Sofía, una amiga.
  • Ah, creía que ibas a venir solo.

No me esperaba esa respuesta tan fría, pero bueno con mi mejor cara la digo:

  • Hola, siento mucho lo del golpe, espero que se mejore pronto.

No me mira a la cara, pero, ¿qué coño le pasa a esta mujer?, ¿que la he hecho yo?. No me gusta prejuzgar a la gente, pero por lo que veo Carlos tenía razón , su madre es una bruja.

  • Hijo, ¿ te quedarás conmigo esta noche verdad?
  • No mamá, he venido a verte, ahora voy a llevar a Sofía a su casa y mañana a primera hora vengo a verte.
  • Siempre estás poniendo excusas para no pasar tiempo conmigo, ni estando aquí en el hospital puedes quedarte, ya no sé que hacer.

¿Perdona? o yo soy muy retorcida, o está dando a entender que se ha caído aposta.

  • No me voy a quedar. Mañana por la mañana vengo.

Sin más, la da un beso en la frente, me coge de la mano y nos vamos, no me da ni tiempo a despedirme.

  • Joder Carlos, menuda frialdad, creo que no le caigo bien a tu madre.
  • Nadie le cae bien a mi madre, solo le caía bien mi ex.
  • Bueno, tampoco tengo porque tener ninguna relación con ella, no te preocupes por mí.

Nos dirijimos hacia el coche, y cuando nos montamos Carlos me besa. Me besa tiernamente, parece que me esta agradeciendo que le haya acompañado. Me gusta me encanta, me hace olvidarme de todo.

  • Sofía, ¿porqué no duermes hoy conmigo?, me encantaría, por favor.
  • No puedo, mañana trabajo y no tengo ropa.
  • Pasamos por tu casa, y la coges. Mañana a las 9 en punto estás en la oficina yo me encargo de llevarte.

No le hizo falta mucho mas para convencerme, yo también me moría de ganas de irme con él, solo recordad su movimiento de lengua en mi botón del placer…. Me volvía loca.

  • Está bien.

Entro a mi casa, a mi madre por supuesto la digo que me voy a casa de Raquel a dormir y la digo que mañana nos vamos juntas al trabajo.

  • Ya estoy lista.
  • Estoy deseando, arrancarte esa blusa, y perderme de nuevo debajo de tu falda.

Joder, por favor un cubo de agua fría, porque voy a explotar.

  • No te pongas roja Sofi, sabes que te gusta tanto como a mí…
  • Es que como sigas así, me da a mi que no llegamos a tu casa.
  • ¿Y, porqué deberíamos de llegar?, vamos ha hacerlo aquí mismo.
  • ¿Aquí?, estamos en mitad de la calle, vale que tengas los cristales tintados pero…
  • Vamos atrás, no puedo aguantar.

Nos ponemos en la parte de atrás, me siento rara estamos en la acera de enfrente de mi casa, es de noche, sí, pero la gente pasa, no nos ve pero yo a ellos sí. Que situación mas extraña y a la vez que excitante.

  • Hacía mucho tiempo, que nadie trastocaba mi vida de esta manera. Me haces hacer cosas que nunca en mi vida hubiera pensado hacer, me vuelves loco.

Se me lanza, y sin miramiento me arranca la blusa, los botones salen volando… veremos a ver como vuelvo.

Esta vez, quiero ser yo la que le sorprenda. Le tumbo, y le empiezo a bajar el pantalón a la vez que le doy besos por todo el cuerpo… El sabe lo que se avecina, y le noto nervioso, eso me gusta, quiero que sienta lo que siento yo cuando me hace eso que tanto me gusta.

  • Prepárate para disfrutar nene.

Vamos, estoy como si de una película porno se tratara. Me agacho… y le chupo de arriba abajo, se la pelo, mmmm, que bien sabe, es tan grande, que casi no me cabe, pero quiero que enloquezca, quiero que se acuerde de esto, así que lo doy todo. Carlos tiembla, le miro, me encanta su cara, quiere más, quiere mucho más, pero yo también lo necesito, así que sin darle tiempo, subo y me pongo encima de él, y me la meto entera.

Es la primera vez que hacemos esta postura, y tengo que decir que me he quedado parada, me entra entera, me despierta 1000 emociones, y poco a poco me voy moviendo. Me encanta mirarle la cara, tiene cara de placer, de lujuria me gusta provocar eso.

También la situación lo merece, pasan cientos de personas por al lado nuestra y nadie sabe lo que está pasando, eso me excita aún más.

Carlos, me agarra de la cintura, y yo que estoy atope, empiezo a tocarme el clítoris, hago circulitos al ritmo que a mí me gusta, el ritmo que yo sé que va ha hacer que me corra.

  • Joder Sofía, me encanta ver como te tocas, eres preciosa.

Esas palabras me excitan, así que meto un turbo, pam pam pam pam, rápido, más rápido, muy rápido.

Hasta que le oigo gruñir, se corre, y yo también.

Nos corremos juntos! Que sensación más buena.

  • Carlos, me encanta follar contigo.
  • Me encanta escuchar eso.

Nos ponemos medianamente bien, y ponemos rumbo a casa de Carlos.

Nos duchamos, volvemos a follar, Carlos es insaciable y cada vez me hace cosas mas increíbles. Ningún polvo es como el anterior y eso me encanta.

Vemos un rato la tele, y nos dormimos, la verdad que estoy rendida.

A la mañana siguiente, a las 7 y media me suena el despertador. Carlos sigue durmiendo, así que decido indagar por la cocina y hacer el desayuno, le tengo que recompensar por todos los orgasmos que me dio anoche.

Hay un poco de todo, se me había olvidado que es rico! Me decido por unos huevos revueltos con bacon.

  • Vaya, que bien huele preciosa.
  • Hola, ¿qué tal has dormido?

Joder, como si de un adonis se tratara, se acerca, sin camiseta, con esos pantalones de pijama, bajos… y me agarra de la cintura y me besa… madre mía esto hace empezar el día con energía a cualquiera.

  • Mmmmm, nose si comerme el desayuno que estoy haciendo, o el que tengo delante.
  • Eres insaciable, me encantas. Vamos a comernos el que estás haciendo, y después te doy el postre.

Esto promete!

Menudo polvazo mañanero que hemos echado, este tío se mueve como dios.

Me deja en la puerta del trabajo.

  • Luego hablamos Sofía, que tengas buen día.
  • Igualmente Carlos, espero que tu madre esté ya mejor.

Me da un beso en los labios y me bajo del coche.

Raquel, me está esperando en la entrada del edificio.

  • Joder guapa, menuda cara traes.
  • Madre mía Raquel, menudo tío. No puedo casi ni andar.
  • Anda calla, que me das envidia. Vamos arriba la nueva ya ha llegado.

Nos la presentan, es muy guapa, morena y tiene el pelo largo. Tiene unos labios preciosos y unos ojos marrones pero muy bonitos, menudo pivón.

  • Hola, soy Sofía, lo que necesites aquí me tienes.
  • Muhas gracias, yo soy Laura.

Y me da dos besos.

Me transmite cosas muy buenas, tiene pinta de ser muy maja, seguro que nos llevamos bien.

Ha sido una noche increíble, espero que se repita pronto. No paro de pensar en tí.

Joder, me encanta, se me pone una sonrisa en la cara.

  • Uy, parece que te agrada mucho el mensaje eh!!

Laura, me saca de mi mundo, la respondo con una sonrisa, que maja por dios.

Yo tampoco paro de pensar en tí. Buen día!

Tampoco quiero ponerle mucho, que se lo curre un poco.

A las 17:00 recibo una llamada que me deja helada.

Sergio, ha empeorado, tengo que irme corriendo al hospital.

 

 

¿Conseguirá Sofía gustarle a la madre de Carlos?

¿Qué habrá pasado con Sergio?

Os espero mañana con un nuevo capítulo.

Os espero en Facebook!

 

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

 

Miles de gracias!

 

Capítulo 11

  • Buf.. nose ni que hora es, estoy en la cama de Carlos, después del polvo brutal de anoche caí rendida, pero estoy sola. Aprovecho ese momento de soledad para pensar en lo que estoy haciendo.
    Siempre he sido de las de: si te apetece pa’lante, pero llega un momento que te da miedo.
    Miedo de sentir, miedo de equivocarte.
    Tengo claro que por Sergio siento mucho cariño, pero no le quiero como pareja.
    Víctor está muchas horas del día en mi cabeza… pienso en que hubiera pasado si en su momento, no hubiera sido tan cobarde.. alomejor ahora estaríamos casados y con hijos… creo que eso es lo que no me deja quitármelo del todo de la cabeza, el que hubiera pasado. Y ahora aparece Carlos, que es igual que mi fantasía sexual, ya sabéis el megabuenorro Ryan Guzmán, y me descoloca entera… no se que será de mi vida..
    Acabo de caer, en que yo me quedé dormida en el sofá, y ahora estoy en la cama. Ósea, podréis ver que aunque venga un tsunami, huracán o este un avión encima de mi no me entero…
    Decido levantarme, miro mi móvil y veo que son las 4 , ¿donde está este hombre?
    No conozco la casa, así que voy pasando habitación por habitación.
    El primer sitio en el que miro es en el salón, no hay nadie y en la cocina tampoco.
    El la primera habitación tampoco está, hay dos camas imagino que será una habitación de invitados.
    Así me pasa con 3 habitaciones mas… madre mía esto parece un hotel.
    Paso a una biblioteca, nada. Pero este tío ¿donde cojones se ha metido?.
    A lo lejos veo una puerta, decido ir es el único sitio que me queda por mirar.. porque en el patio a las 4 de la mañana no creo que este.
    Abro la puerta y me quedo alucinando, una piscina cubierta enorme, madre mía si parece eso el Aquopolis…
    Veo a Carlos nadando, no le quiero molestar así que me siento en un lado de la piscina.
    – Hola Sofía, que haces aquí?
    – Me he despertado y no estabas. Por cierto, como te he ido a buscar he echo un tour por tu casa, es muy bonita.
    – Gracias.
    Le notó seco, distante, cortante, no se que decir, porque no le veo con ganas ni de hablar, ni de que este allí.
    Se vuelve a poner las gafas y se pone a nadar de nuevo.
    ¿Perdona? Este tío ¿de que coño va?
    Ósea que follamos de una manera increíble, me dice que hace tiempo no siente esto y ahora hace como si no estuviera, anda y vete a la mierda.
    Carlos, ¿ me puedes llevar a casa?
    Me quiero ir de allí, no estoy cómoda este que se ha creído.
    Sale sin decirme nada, pero ¿qué le he echo?
    Se seca, se viste y me espera en el salón a que coja todo.
    Nos montamos en el coche, no cruzamos ni una palabra. Cuando llegamos a mi puerta ni me mira.
    – Bueno gracias por traerme.
    – De nada, descansa Sofía.
    Y cuando voy ha acercarme a darle un beso, me gira la cara y me da dos.
    Pero vamos a ver que me acabas de hacer el amor, y ahora me das dos besos?
    Luego dicen que las mujeres somos complicadas pero ellos… no te los quieras perder..
    En fin con la dignidad que me queda abro la puerta y me voy, más desconcertada que nunca, no entiendo nada.Cuando entro en mi casa, mis padres por supuesto están durmiendo, me voy a mi habitación, me pongo mi pijama preferido y me meto a la cama.

    Escribo un mensaje en el móvil para Carlos:

    No entiendo tu actitud, me has dejado descolocada. No se que te piensas, primero me tratas súper bien y luego poco más y me envuelves como a un regalo y me dejas en la puerta de mi casa. Que te den paleto!

    Pienso en mandárselo una y otra vez, pero eso también es darle demasiada importancia a lo que acaba de pasar, y tampoco quiero que se venga arriba, así que decido borrarlo y dormirme.

    Es Domingo, dios que pereza. Mi plan de hoy es preparar todo para mañana e ir a ver a Sergio. Hablo con él todos los días, me dice que está bastante bien y que con el tiempo va mejorando a pasos agigantados, escuchar eso me hace muy feliz.

    Mis padres se han ido a pasar el día a Cuenca así que guay! Tengo la casa para mí sola.
    Hoy me apetece estar de tranquis, me voy ha hacer unos espaguetis bolognesa que me encantan y voy a ver Sucedió en Manhattan ósea romanticona total, lo que me faltaba ya. Luego me creo que estoy en una película y es cuando la lío.

    Cuando estoy calentando la salsa llaman al timbre. Lo tengo roto, así que abro sin saber quién es, y cuando llaman arriba y me asomo a la mirilla me quedo muerta es Víctor.

    – ¿Qué haces aquí?
    – Hola Sofía, ¿puedo pasar?
    – ¿Qué quieres?
    Como no me apetece dar el espectáculo en el rellano le dejo pasar.

    Sofía, he venido a despedirme, mañana me vuelvo a Inglaterra y no me quería ir sin que lo supieras.

    Joder, no esperaba que se fuera tan rápido.

    – Vaya, bueno espero que todo te siga yendo igual de bien que hasta ahora.
    – Estas a tiempo de venirte conmigo.
    – Pero tío ¿a que coño juegas? Si te digo que sí, que coges ¿unos asientos de 3 en el avión para Noelia, para ti y para mí? Que caradura eres.
    – Joder Sofía, no quiero a Noelia y no me quiero casar con ella.
    – Me parece muy bien, pero eso mismo díselo a ella, a mí no me lo tienes que decir. Y no lo hagas por mí hazlo también por ti y por ella, no creo que nadie se merezca estar con alguien que no la quiera. Deberías madurar, deberías saber que solo también se está bien, que estar con alguien que no se quiere es perder el tiempo y la vida es corta. Hazme caso yo he aprendido la lección ojalá tu hagas lo mismo.

    Le veo tocado nose que le pasa y me jode verle así pero ni me voy a ir con el ni quiero estar con el, no quiero estar con un mentiroso, pero no os puedo negar que se me enciende todo cuando le tengo delante.

    – Joder Sofía se que lo he echo mal, pero nose, Noelia es una buena chica no quiero que lo pase mal.
    – Y que te crees que está mejor así? La estas engañando, igual que te has acostado conmigo a saber con cuantas más. Vamos no me jodas, que me digas que así no lo pasa mal, como mujer te digo que antes de que me estén engañando prefiero estar sola.

  • Por favor, vente conmigo.
  • Que no Víctor, que no me voy a ir contigo ni ahora ni nunca, y por favor, vete ya, tengo cosas que hacer.

Me mira, pero no me dice nada… lo estoy pasando bastante mal, no se si estoy haciendo lo correcto, pero no quiero irme con el, aunque por otra parte sí. Joder que liada estoy, puede que de nuevo sea una cobarde, pero si tanto me quiere como dice, que se quede aquí. Obviamente eso no se lo voy a decir.

Víctor se levanta del sofá, yo le sigo y cuando va a abrir la puerta se da la vuelta y me abraza.

Me va a dejar sin respiración, creo que nadie me ha abrazado con esa fuerza nunca. Hace el amago de besarme, pero yo me quito, estoy siendo mas fuerte de lo que creía. No sé cuando volveré a verle, incluso alomejor no le vuelvo a ver, pero no quiero que me utilice más.

Abre la puerta y se va, antes de cerrar me dice que me quiere y que me va a echar de menos.

Joder que bajón ahora, con lo llena de energía que me había levantado hoy.

Bueno, prosigo con mis planes, me voy a duchar y me voy a ir a ver a Sergio.

Sigo con el run run de Carlos en la cabeza, de que coño le pasó, pero no le voy a escribir para chula yo, algún día me le volveré a cruzar y hablaremos.

Cojo mi Ibiza, y pongo rumbo al hospital.

Pero hay algo que es de Ley, el que rompa pagará y se llevará los cachos de esta cruda realidad, cada luna llena al mes, sola te preguntarás, como de feliz sería nuestra vida y, yo solo le pido a Dios que te cuide y que te dé todo lo que tu le pidas pero te lo dé a revés.. ahora me despido yo, atentamente nunca tuyo, atentamente nunca tuyo…

Dios que subidón, me encanta Melendi, y encima me ponen esta canción en la radio que me chifla, estoy atope.

Llego al hospital, y me llevo una grata sorpresa, Sergio está de pie, y anda por sí solo, que emoción.

  • Joder macho, si que has adelantado eh! Me alegra muchísimo verte así.
  • Guau Sofí, que guapa estás!
  • A ver Sergio, que te tengo que tomar la tensión.

Uy uy, me lo parece a mí o a la enfermera guapa le gusta Sergio, le pone unos ojitos que no son normales, lo que más me gusta ver es que el más o menos le corresponde. Me encantaría ser la celestina de esta historia, jijiji.

Cuándo se va la enfermera se sonríen de una manera un tanto sospechosa.

  • Vaya, creo que aquí hay tema…
  • Jajajaja, es solo mi enfermera, pero no puedo negar que es guapísima, pero sabes que yo te sigo queriendo.

Joder, eso por tonta.

  • Bueno pero entre nosotros ya esta todo claro, asique adelante con la enfermera, te pone unos ojitos muy curiosos.

Me tiro allí, como 4 horas, merendamos y eso, estamos entre risas, le visitan algunos amigos y muchos familiares.

  • Bueno Sergio me voy a ir, mañana tengo que trabajar, y no he preparado aún nada. Me alegra verte tan bien, esta semana vuelvo.
  • Muchas gracias por todo Sofía, de verdad gracias!.

Cuándo llego a casa, mis padres aún no han llegado, asi que guay, así nadie me agobia. Me preparo la ropa para mañana. Me decido una falda de tubo rosa alta y una camisa blanca metida por dentro.

Me duermo, mañana será otro día.

Olé! Ya es lunes, joder que pereza, otra vez las 8:00 buf… bueno me arreglo, hoy me apetece ir mona, asique me cojo la plancha y me rizo el pelo, me queda muy bien y me gusta mucho. Me lo dejo un poco abultado, me encanta a lo loco, y me visto. Me pongo un poco de rímel, brillo y a correr, que el tráfico ahora….

Cuándo llego a la ofi, me quedo parada, Silvia está llorando.

  • ¿Qué pasa Raquel?
  • Tía, han echado a Silvia, la han dicho que no cumple con los objetivos que tiene marcados y que van a prescindir de ella.

Joder, menuda manera de empezar el lunes, es verdad que Silvia y yo no somos super amigas, pero la chica tampoco se merece eso.

  • Joder Silvia, lo siento de verdad, sabes que no somos santos de nuestra devoción, pero no estoy nada contenta con esta decisión, lo siento.
  • Gracias Sofi, no te preocupes, estoy así porque no me lo esperaba, pero bueno esta puerta se cierra, ya se abrirán otras.

La verdad que tiene razón, no se acaba el mundo, pero en los tiempos que corren ahora, perder un trabajo no tiene que ser nada agradable.

  • Silvia, me voy contigo, no puedo estar aquí si no estás tú, puede que lo nuestro empezara como un juego, pero me he enamorado de ti, no puedo verte mal y menos por cosas injustas, y no puedo venir aquí diariamente y que en la mesa de enfrente no estés.

Perdona???? Menuda cacho de declaración, Hugo aparece con una carta de renuncia, se ha pirado por amor!!! Lo flipo!!!!!!!!

Bueno esa mañana como os podéis imaginar no hay otro tema de conversación, con lo que más flipamos fue con la declaración de Hugo.

A las 12:00 horas nos reúne el jefe.

  • Bueno, como ya sabéis, hemos decidido prescindir de Silvia ya que no cumplía sus objetivos, con lo cuál su puesto tiene que ser sustituido, mañana se incorporará una compañera nueva con nosotros. Os pido que tenga una buena acogida, y que juntos trabajéis como hasta ahora.

Bueno pues nada mañana compañera nueva.

Sofía, sé que mi actitud no ha sido la más adecuada, pero no paro de darle vueltas a la cabeza. No he podido dejar de pensar en ti desde que te dejé en casa. Dios me porté como un imbécil, por favor perdóname, tengo muchas ganas de verte.

 

Hola? Es Carlos, menos mal que reconoce que ha sido un imbécil. Me gusta que me diga que no ha parado de pensar en mí, pero me raya eso de que no para de darle vueltas a la cabeza, que no para ¿de qué? ¿En qué piensa tanto?

No le voy a contestar aún, no va a ser cuándo el señorito quiera, asique decido guardar el móvil para no tener ninguna tentación.

Voy a comer con Raquel al Ribs, nos ponemos moradas de costillas, la cuento todo, necesito su consejo.

  • Joder tía, casado y divorciado alucina, menudo pivonaco.
  • Raquel , pero esa no es la cuestión, la cosa es que me trato fatal, como a una mierda, me dejó en mi casa como si nada entre nosotros hubiera pasado.
  • A ver Sofi, tampoco dramatices, alomejor el chico se agobió, ten en cuenta que solo hace 6 meses ha salido de un divorcio, en el que le han engañado, estar con una chica para el puede suponer algo difícil en estos momentos, y seguramente sea eso lo que le haya pasado.
  • No se tía, por una parte quiero pensar eso, por otra solo pienso que es un cabrón.

Volvemos a la oficina, no me he llevado el móvil a la comida, y cuando lo miro tengo 12 llamadas de Carlos. No le voy a devolver la llamada, por lo menos ahora no.

Tengo a Raquel como una mosca cojonera todo el rato diciéndome que le llame, y que le llame, pero no cedo.

El día se me pasa volando, decidimos tomarnos unas coca colas en el bar de enfrente, el del padre de Raquel.

Me llaman de nuevo al teléfono:

  • Dime Carlos.
  • Joder Sofía, hasta que al fin lo coges, creía que nunca iba lograr hablar contigo.
  • ¿Qué quieres? Tengo prisa.
  • Quiero pedirte perdón, y quiero explicarte el porqué me comporté así contigo.
  • No necesito ninguna explicación, simplemente follamos y ya ¿porqué debería esperar algo más?
  • No digas eso, hazme un hueco esta noche, por favor y nos vemos.
  • No puedo esta noche.
  • 5 minutos nena, lo necesito, desde que te dejé en casa no he podido ni dormir pensando en ti.

Joder porqué seré tan blanda.

  • Está bien, pero 5 minutos no más.
  • Te recojo a las 21.

Dicho esto le cuelgo, me recoge a las 21 y son las 20:30, le cuento a Raquel y me lleva como un rayo a mi casa. Me vuelvo a poner un poco de brillo y me retoco un poco. Antes muerta que sencilla.

A las 21, me manda un sms diciéndome que esta fuera.

  • Nena, que guapa estás.

Joder, parece que lo hace aposta, que guapo está. Lleva unos pantalones beige y una camisa de cuadros roja, está a comérselo.

  • Vamos sube.
  • ¿Dónde me llevas?
  • Es sorpresa.

Alá, ya me ha ganado!

Me lleva a cenar a un restaurante super bonito, es todo diáfano, blanco, con mesas bajas.

Es de comida oriental, me pido unos rollitos y ternera en salsa está riquísimo.

  • Dios Carlos esto está riquísimo.
  • Es el mejor oriental que conozco, como aquí en ningún sitio y mas si vengo contigo.

Ya me he puesto roja!

  • Sofía, el otro día me acojone. Sabes que me divorcié hace poco y no fue una buena experiencia, como te dije, me cuesta mucho confiar en la gente en general, no solo me fallo mi mujer sino, también mi mejor amigo, y cuándo hicimos el amor, supe que podría sentir por ti muchas mas cosas que un polvo o una amistad, que podría volver a vivir todo mi pasado y me dio miedo.

Vaya, no me esperaba eso.

  • Puedo imaginar como lo pasaste con esa situación Carlos, con tu exmujer y eso, pero creo que el otro día te excediste, me trataste como si de una puta se tratara, te echo 3 polvos, muy bien echados por cierto, y ala te llevo a tu casa sin mirarte a la cara. Te puedes imaginar como me sentí.
  • Joder, perdóname de verdad, perdóname, ni por asomo te quise hacer sentir así, ni para mí eres eso. Desde que te conocí en el bar, desee ese momento y como un idiota lo estropee, lo siento de verdad que lo siento.

Terminamos de cenar, ni me ha besado ni nada, lo estoy deseando joder, pero no seré yo la que dé el paso.

Me invita a su bar a que nos tomemos unas copas. Le digo que sí, me apetece, de tranquis claro que es lunes y mañana tengo que trabajar.

Me lleva a un super mega ultra reservado, está apartado de todo el mundo y cerrado. Nadie te puede ver.

Tiene un sofá enorme y una mesa en medio de cristal .

Carlos aparece con una botella de champan.

  • Bueno nena vamos a brindar, porque me has cogido el teléfono, eres dura y eso me encanta.

Sonrío, me está poniendo a mil.

Bebemos Champan.

  • Estoy deseando besarte Sofía.
  • Hazlo.

Me besa, me agarro a él, joder lo estaba deseando, madre mía como besa el tío.

Me toca, me toca todos los puntos de mi cuerpo, ya estoy toda para él, me tiene ahora mismo en el punto en que puede hacer conmigo lo que quiera, y lo hace.

  • Túmbate en la mesa, nena.

Hago lo que me pide, y me sube la falda.  Buf, estoy atope.

Sin quitarme los zapatos, apoya mis pies encima de la mesa, quedo abierta entera para él.

  • Madre mia Sofia, me encantas.

Sin perder tiempo, me echa a un lado las bragas y de repente me echa un chorro de Champan en el clítoris.

Que sensación, está frío, muy frío. Se tirá a mí, me chupa, se bebe el champan a un ritmo incesante, me encanta. Me tiene sujeta de las piernas no me puedo mover, y mientras me chupa mi botón del placer, bebe el champan, es aterrador las sensaciones que tengo, es algo alucinante que no quiero que termine.

Cuándo siento que voy a explotar, me absorbe entera y con rítmicos golpecitos… me corro, no me puedo mover, me tiene sujeta, a su merced, el orgasmo dura dura y dura, dios me tiaría así toda la noche.

  • Ahora Sofía te voy a follar, como llevo deseando desde hace días.

Yo no digo nada, solo me dejo hacer.

Sigo tumbada en la mesa, Carlos se sube, se pone el condón y antes de meterme su enorme pene, me masajea el clítoris y con la otra mano me mete dos dedos, una y otra vez, así, así, así hasta que de repente zás! Me la mete entera, sin contemplaciones, rápido, y me corro…

Carlos se empieza a mover en busca de su placer, me besa con ganas, con ansia, necesita ese contacto, igual que lo necesito yo. Por una parte veo que en cada beso me pide perdón por lo del otro día, por otra parte, esa parte salvaje, esa parte de hacerme ver el 7 cielo me encanta.

Después de 20 estocadas, nos corremos juntos. Carlos grita, yo grito… Estamos en medio de un reservado, de una discoteca con miles de personas afuera… y nosotros en un momento tan íntimo y tan brutal.

¿Qué pasará ahora entre Carlos y Sofía?

¿Conocerá Sofía a la madre de Carlos?

Os espero mañana!!

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Capítulo 10

Después de 2 horas tumbados, Carlos rompe el silencio:

  • ¿Te apetece venir a mi casa?

Joder, parecía que no me lo iba  decir nunca…

No le doy muchas vueltas, no me voy ha hacer la dura cuando lo estoy deseando.

Volvemos al coche, estoy pensativa mirando por la ventana. Hago balance de todo lo que me ha pasado estas semanas y madre mía, ¿no quería adrenalina en mi vida?, pues toma taza y media.

Llegamos a una urbanización a las afueras de Madrid, joder, cuánto lujo…

De repente nos paramos frente a una verja de color negro y se abre….

¿Qué? ¿Esto que es? Madre mia, es la casa de mis sueños, bueno de mis mejores sueños..

Cuando la verja se abre, veo un jardín enorme, bueno enorme no, lo siguiente a enorme… todo verde con flores, super cuidado, me sorprende que un hombre soltero, lo pueda tener así de cuidado, aunque intuyo que su ex lo dejaría así.. nose.. ya le preguntaré.

A lo lejos se ve una casa, bueno… una mansión mejor dicho. OH LA LA! Me siento ahora mismo como Victoria Beckham..joder..

Es blanca y toda acristalada me encanta, hay una piscina infinity, dios me vuelve loca.. pero este tío ¿Cómo puede vivir aquí solo? Me estoy planteando decirle que me adopte… aquí se pueden hacer unos fiestones… que no veas.

  • Sofi, cierra la boca tampoco es para tanto.
  • ¿Qué tampoco es para tanto? ¿tú lo has visto?, madre mía.
  • Hombre, lo veo a diario vivo aquí..

Eh.. vale ya lo sé, era una forma de hablar joder.

Aparca en un garaje, donde aparte del Porsche hay 4 coches mas… Joder me podría dar uno, si con tal uno mas uno menos a el intuyo que le daría igual .

  • Vamos nena, pasa.

Me pone a mil cuando me llama nena.

Pasamos a un comedor… es precioso, todo decorado a la perfección, de forma moderna. Hay un televisor metido en la pared, de por lo menos 1000 pulgadas, bueno he exagerado un poco, pero es que es enorme…

Los sofás son… la ostia vamos y bonitos a mas no poder. Me muero por conocer el resto de la casa.

Estoy tan en mi mundo que cuándo me doy la vuelta, tengo pegado a mi cuerpo a Carlos.

  • Uy, no sabía que estabas aquí.
  • Nena, voy ha hacer algo que he deseado hacer desde el día que te conocí en el bar.

Se me queda mirando, sé lo que es, y siendo sincera también lo deseo, aparte seamos realistas llevo sin sexo unas cuantas semanas… y.. mi cuerpo me pide marcha, marcha!!!

  • Hazlo, no se a qué estas esperando.

Joder, en qué momento se lo he dicho, el beso que me da es brutal, posesivo como a mí me gusta, me coge de la cabeza y de la cintura y me pega a él.

Menudo juego de lenguas… poco a poco, empiezo a notar su entrepierna pegada a mí… presiento que va bien dotado… a mí también me empieza a subir la temperatura…

Sin rodeos, ya que el ha dado el paso de besarme, quiero ser yo la que de el siguiente paso, así que le empiezo a tocar la entrepierna y gruñe…. Le gusta, sigo, sigo, sigo…

  • Dios Sofía, tenía tantas ganas de esto, eres especial, y quería hacer esto desde el momento que te conocí… vamos.

Sin parar de besarme, me lleva a una habitación que estaba al lado del salón.

Hay una cama, un tocador y un sofá..

Me lleva al sofá, me pongo encima de él, aún estamos vestidos, asique decido jugar…

Me empiezo a restregar contra él, me gusta y a Carlos también…

  • Dios Carlos, la tienes tan dura…
  • Sofía, si en algún momento te hago daño dímelo y paramos.
  • Lo que menos quiero ahora es parar.

No entiendo muy bien lo que me acaba de decir, ¿porqué me va ha hacer daño? Lo último que siento ahora mismo es daño.

Con posesión Carlos me empieza a mover encima de él al ritmo que él quiere, me gusta mucho, y quiero más mucho más.

Me quita la camiseta, y sin quitarme el sujetador… me muerde las tetas… enteras y a la vez mete la mano bajo mi vestido negro… fácil acceso, vamos si lo pienso no me sale, jeje.

Buf, estoy a mil, estoy en ese momento que seguro que todas os habéis encontrado en que, empotrarías al tío tirarías todo lo que hay por medio solo por buscar vuestro placer y correros una y mil veces, pues en ese punto estoy.

Mamamacita!!! Menudas manos tiene Carlos, me sigue chupando los pezones, pero cuando me quiero dar cuenta ya no llevo sujetador, y por abajo.. ahí… es por ahí que me viene todo…

Está tocando mi botón del placer de una manera… espléndida.. está trazando circulitos al mismo ritmo que me succiona los pezones, es algo ESPECTACULAR.. y cuándo creo que la cosa no puede mejorar… me lleva al límite, estoy apunto de correrme y zás! Me mete 3 dedos de golpe, eso me hace coger aire, me corro, me da en el punto exacto para disfrutar, para gozar, para sentirme mujer…. Carlos me mira, con cara de deseo de placer, le gusta lo que vé, le gusta hacer que me corra, lo sé….

Me desplomo en su hombro, ha sido algo espectacular.

  • Buf, nena , me ha puesto a mil verte así, mira…

Me lleva la mano a su polla, esta durísima.

No me tiene que decir nada mas… me bajo del sofá, y me arrodillo. Se le abren los ojos, sabe lo que voy ha hacer y lo desea tanto como yo…

Empiezo a desabrocharle el pantalón,  se lo quito seguido de los calzoncillos…

GUAUUUUUUUUU! Menudo pollón!!! Creo que ahora entiendo lo de que si me hace daño se lo diga, porque vamos con eso o me parte en dos, o me hace tocar el cielo.

Bueno prosigo, yo he disfrutado muchísimo con lo que me ha hecho, ahora quiero que disfrute él.

Desde los huevos, hasta la punta, le chupo como si me estuviera comiendo un polo. Carlos dá un bote y gruñe, mmm le ha gustado…

Se la empiezo a chupar, absorbiendo arriba y abajo, el resopla… se le que encanta.. yo sigo.. a la vez, le acaricio los huevos y de vez en cuándo se los chupo, eso le vuelve loco…

Le miro, me está mirando con cara de morbo, de querer más.. eso me pone a mil, asique decido tocarme yo también…

  • Dios Sofia, me estas volviendo loco… sigue, sigue haciendo lo que haces.

Sus palabras me encantan, me ponen… Sigo chupándosela y tocándome. Cuándo ya no puedo más me corro… y antes de darme cuenta Carlos me coge, me tumba en el sofá y lame mi botón del placer… Madre mía que sensación.. estoy super sensible y él lo sabe, me sujeta las piernas para que no me pueda mover.. Dios mío esto es increíble, me voy a correr de nuevo, me tiene sujeta y chupándome rápido, con exigencia. Como era de esperar me corro, me corro tanto que no me deja moverme, disfruto hasta el último segundo de orgasmo…

  • Creo que ya estás preparada para que disfrutemos juntos.

Se pone un condón, y sin más poco a poco se va introduciendo en mí.

Estoy tumbada boca arriba en el sofá, verle la cara es…. un privilegio para mí, porque veo que disfruta, que le gusto, y que le gusta lo que hacemos.

Es larguísima y gorda, no me hace daño al contrario, quiero más… como lo hace tan despacio, y yo no puedo, ni quiero esperar… le agarro el culo y le meto entero en mí…

Grito, Dios, que  bruta soy, pero me da igual, me llena, me buf.. no puedo explicar..

  • Dios, nena que bruta eres… me encantas…
  • Dame fuerte Carlos, házmelo fuerte.
  • De acuerdo será como quieras, pero si te hago daño, dímelo..

Empieza a moverse a un ritmo de infierno, le muerdo el hombro, grito, me encanta, me entra entera, siento que estoy llena, llena de placer…

Me mira fijamente y yo a él también, nos besamos como dos locos, como si necesitáramos esto, que ritmo, pan pan pan pan… y… de repente, cuándo menos lo esperamos, caemos al vacío…

Nos corremos, juntos.

Carlos se desploma encima de mí.

  • Sofía, ha sido increíble, llevaba bastante tiempo sin sentirme así.

A mi no me salen ni las palabras… Carlos me esta acariciando, y del cansancio, del placer, y de lo agusto que estoy en este momento,me quedo dormida…

Continuará….

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Capítulo 9

Madre mía menudo papelón.. .ahí voy:

  • Si te estás volviendo loco es tu problema y algo que a mí no me importa. Lo que haga con ese tío como tú dices es algo que no te importa. No te he llamado porque no quiero saber nada de ti. Y no, no te echo de menos. Asique vete a Inglaterra que es donde deberías de estar y dejarme ya en paz.

Me voy, no sin dar un portazo claro, que hace que todas las mesas se den la vuelta, pero me da igual.

Me quedo más ancha que larga, sinceramente tenía ganas de llamarle, de verle.. pero no le voy a regalar la oreja porque no se lo merece.

Vuelvo a la mesa y está Carlos esperándome.

  • ¿Te encuentras bien Sofi?
  • Si Carlos, gracias. Mira ya he cerrado otro capítulo más de mi vida.
  • Bueno eso está bien, cerrar unos capítulos para abrir otros.

¿Hola? ¿Eso es una indirecta?

  • Bueno, tengo una sorpresa preparada para tí, asique come rápido el postre…
  • Guauuu me encantan las sorpresas.

Estoy ansiosa por ver lo que es. Este chico me sorprende, sobre todo hace que mi cabeza se despeje y solo piense en ese momento… Me gusta.

Salimos del restaurante y nos está esperando un coche en la puerta. MAMASITA es un Porsche Panamera negro… atónita me hallo….

Me abre la puerta, cuándo me monto flipo, osea alucino, asientos de cuero, tapicería impecable, todo cuidado al máximo… si viera mi Ibiza…

  • Por la cara que tienes presiento que te gusta.
  • No está nada mal….
  • Bueno ponte el cinturón, la seguridad es lo primero.

Es un chico tan sencillo, que a veces se me olvida que tiene pasta…

Me impone mucho, también me pone mucho jajajaja, pero no desvariemos somos amigos.

A los 10 minutos nos plantamos a las afueras de Madrid. Delante de mí tengo un edificio muy grande.

  • ¿Qué es esto Carlos?
  • . tu calla y sígueme.

Me coge de la mano… madre mía… y entramos al edificio. Le saludan, asique imagino que se conocerán, subimos a la azotea…

DIOSSSSSSS es increíblemente increíble!!!!

Se ve todo Madrid iluminado es precioso.

  • Madre mía Carlos, esto es precioso me encanta.
  • Intuía que te iba a gustar.
  • Pues has acertado es… no tengo palabras.

Él se queda en silencio mirándome.

  • Carlos, gracias por todo. Llevo una temporada y unos días muy malos y tu compañía me hace bien. No sé cómo hemos llegado hasta aquí pero me gusta. Gracias de verdad.

No me dice nada solo me mira.

A lo lejos hay unas hamacas y decidimos sentarnos allí. Es un lugar que no me gustaría irme nunca.

  • Me preguntaste por mí, por mi vida. Me gusta venir a este lugar desde hace muchos años, me ayuda a despejarme y a pensar, me da esas dos cosas. Mi familia, bueno estamos un poco cada uno por nuestro lado excepto con mi hermana Helena. Con ella tengo un vínculo especial, me gusta cuidarla y protegerla.
  • Vaya, osea que eres el típico hermano mayor pesado.
  • Jeje, sí digamos que se puede denominar así. Mi madre es una bruja, pero es mi madre. Se mete en todo, y chocamos mucho. Mi padre murió hace tres años, tenía cáncer, fue un palo muy duro ya que estaba muy apegado a él. Hace 6 meses me divorcié.

HOLA???? PERDONA???? Casado, divorciado????

  • Vaya, no me imaginaba que hubieras estado casado.
  • Sí, me casé con 22 años, muy enamorado. Estuvimos 8 años casados, hace 6 meses… nuestro matrimonio se terminó.
  • Vaya…
  • Sofía, soy un hombre normal, me gusta viajar, me gustar ver el fútbol, salir a cenar, estar con mis amigos, me encanta trabajar… lo he pasado muy mal con el divorcio, y el día que te vi en el bar fue como si algo me impulsara a conocerte, como si tuviera la obligación de hacerlo.
  • ¿Te puedo preguntar porque te separaste?
  • Bueno, después de 8 años, me enteré que Laura, así se llamaba mi esposa me estaba engañando con Raúl, mi mejor amigo. Los dos me lo negaron, hasta que un día les pillé.
  • Joder, menudos… no me imagino a Raquel haciéndome eso, ni yo a ella claro.
  • Hombre, en eso se basa una amistad. Después de verlos y todo, Laura ha intentado volver conmigo varias veces, incluso me costó juicios y mucho tiempo para que firmara el divorcio pero al fin lo conseguí. Igual que tú quiero cerrar esa etapa de mi vida, y poder volver a confiar en alguien.

Si me hubieran dicho esta mañana, que iba a estar aquí esta noche y escuchando esto no me lo creo.

No se que decirle, la verdad que tiene que ser un palo muy gordo, pero bueno de todo se sale.

  • Tus palabras me han impactado mucho, no me puedo llegar a imaginar como lo tuviste que pasar, como de un día para otro te cambia la vida. Pero no hace mucho alguien me dijo que la vida era corta y tenía que disfrutarla, hoy te devuelvo yo tu consejo.
  • Eso hago Sofía, poco a poco todo vuelve a su lugar…

Decido cambiar de tema y que despeje la mente.

  • Me ha encantado este sitio Carlos, muchas gracias por traerme, alguna que otra vez te llamaré para que me vuelvas a enseñar estas vistas me han encantado!
  • Cuando quieras, creo que no estoy preparado ahora para tener una relación con nadie, no tengo la confianza suficiente… me falta tiempo, pero tengo que confesarte que me apetece verte a cada instante, y que ahora mismo no me gustaría que este momento acabara…

Joder, pero qué coño es esto? Una broma del destino o qué?  Osea en 2 meses se me han cruzado 3 tíos distintos en mi camino, ¿que hago?

  • Yo tampoco estoy preparada para tener una relación, acabo de terminar con mi pareja y lo que menos quiero es meterme en otra, pero puestos a ser sinceros, no dejé de mirar una y otra vez tu mensaje, tampoco quiero irme, tampoco quiero que este momento acabe.

Carlos se pone detrás de mí en mi hamaca, me echa para atrás y me abraza.

Nos quedamos así como 2 horas, no hablamos, solo estamos abrazados…

Sinceramente después de mucho tiempo, me siento agusto y tranquila…

¿Podrá volver a confíar Carlos en alguien?

¿Le contará Sofía a Sergio que ha conocido a Carlos?

¿Se irá Víctor definitivamente?

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Capítulo 8

Madre mía, la falta que me hacía dormir así. He dormido como un bebé, bueno como un bebé cuando pasan los 3 primeros meses….

Son las 8:00, he madrugado porque quiero estar pronto en el hospital.

No soy de desayunar dulce, me gusta lo salao. Pongo una sarten a calentar y me hago una tortilla, mmm…

Mi madre se va a trabajar, me da un beso y me dice que este tranquila y que si necesito algo la llame. Es tan buena..

Me pongo unos vaqueros, unas nike, una chaqueta vaquera y pongo rumbo al hospital .

Tengo que confesaros que antes de dormirme ayer, leí el mensaje de Carlos unas cuántas veces.

Me apetece contestarle, y también me apetece quedar con el, pero ahora no es el momento, no quiero mas rollos.

Cuándo llego, me llevo una grata sorpresa. Le han quitado los tubos a Sergio y le han incorporado, se  le ve buen color de cara y se dibuja una sonrisa en su rostro cuando me ve.

  • Guauuuu! Que alegría verte así, no me lo esperaba.

Me acerco y le doy un beso en la mejilla.

  • Muchas gracias por venir Sofi, me hace bien que estés aquí.

Pasamos la mañana en la habitación los 4, Juan, Rebeca, Sergio y yo. Para que todo se le haga mas ameno, jugamos a las cartas, vemos la tele, contamos anécdotas. Es una mañana muy buena y lo mejor de todo es que nos reímos mucho, y veo a Sergio feliz.

  • Bueno chicos os dejamos un rato.

Rebeca y Juan se van. Aprovecho, es el momento para ser clara, cuánto antes lo sea mejor.

  • Sergio, tenemos que hablar.
  • Sofia yo..
  • No me interrumpas déjame decirte todo. Tú sabes perfectamente que nuestra relación no iba para buen puerto, somos muy diferentes y eso a la larga pasa factura. No te digo que no te quiera, pero me he dado cuenta de que así estamos los dos mejor. Ahora mismo puedes pensar que no puedes vivir sin mi, y que no podrás rehacer tu vida, pero llegará un momento que lo harás ,y te darás cuenta de que yo no era la mujer de tu vida. Si tomé ese paso fué para que nuestra relación no se quemara más, y pudiéramos tener un buen trato. A la pregunta de Víctor, sí me he visto con él, pero eso es agua pasada. No quiero estar con él, como te dijo y tampoco quiero ningún tipo de trato. Estaré contigo aquí el tiempo que me necesites, y no por compromiso sino porque me apetece, que no quiera ser tu pareja no significa que para mi hayas sido una de las personas mas importantes de mi vida.
  • He sido un egoísta Sofía, lo primero que tendría que a ver echo es respetar tu decisión, y sé que fui un pesado, perdóname. Me enfurece la idea de que puedas estar con otro chico, pero sé que eso algún día va a pasar, somos jóvenes y aún nos queda mucho por vivir. El otro día cuando tuve el accidente, vi mi vida pasar… creía que no iba a volver a verte, y me dí cuenta de que no me quería ir sin pedirte perdón, y sobre todo, me he dado cuenta que tengo que pensar más en mi y en mi felicidad. Se que me quieres pero no de la forma que me merezco, no de la forma que una pareja se tiene que querer, con esto no te estoy echando nada en cara, solo quiero que sepas que ya he recapacitado y por mi parte me tienes aquí para lo que necesites.

Sus palabras me dejan helada, no me lo esperaba para nada. Siento emoción, pero a la vez estoy feliz, feliz porque ha entendido todo y sobre todo feliz porque sé que por fin puedo cerrar este capítulo y de buenas maneras.

Sellamos estas conversaciones con un abrazo, un abrazo sincero y que me doy cuenta que necesitaba.

  • Siento interrumpir este momento tan tierno, pero necesito a Sergio durante 5 horas, nos vamos ha hacer todas las pruebas necesarias para ver como van las contusiones .

Se lo llevan, y yo decido irme de compras.

Necesito un par de cosas y tengo bastante margen. Entre compra y compra, me entra un hambre que pa qué!.. Así que me siento en un bar que hay, hacen unos bocadillos estupendos y me pido uno vegetal.

No paro de mirar y mirar y mirar el mensaje de Carlos, que pesada soy, pero la verdad nose que hacer. Siempre me digo a mí misma que me arrepienta de las cosas que he hecho no de las que no, pero nose, pienso que si lo hago me voy a meter en un buen berenjenal…

Pero bueno, como a mi me gusta mucho el vinagre y las berenjenas decido contestarle:

Me gusta tu filosofía de vida! Mi decisión la tomé hace un tiempo… respecto a lo de vernos, ¿cuándo te viene bien?

Mando el mensaje sin pensarlo. Ala viva mi impulsividad!

  • Me viene bien ahora mismo nena.

¿Perdona? Creo que la coca cola se me ha salido por la nariz. ¿Qué coño hace aquí? ¿Nena?.. Me quedo muerta.

  • ¿Qué haces aquí?
  • Vaya, yo también me alegro de verte. He venido a comprarme un par de cosas, te he visto a lo lejos.. y casualmente me has contestado al mensaje.. ¿Qué más puedo pedir?
  • Vaya… que casualidad.
  • ¿Cómo estas Sofía?

Madre mía, ¿qué como estoy? Pues atacada, como voy a estar joder!, justo me tiene que pasar esto hoy, que voy con un moño mal echo y sin pintar, tócate los pies.

  • Estoy bien, un poco liada por lo de Sergio, imagino que te lo contaría Raquel todo.
  • Sí algo me dijo. Lo siento mucho, no tiene que ser nada agradable verle en esa situación, ¿está mejor?
  • La verdad que no, que no es nada agradable. Está mucho mejor, ya puede hablar , comer y lo mejor de todo es que ya sonríe.
  • ¿Has arreglado las cosas con el?
  • Digamos que, me siento nueva, hemos hablado todo lo que teníamos que hablar, y no ha podido ir mejor. Estoy feliz Carlos, muy feliz.

Me llama la atención la facilidad que tengo de hablar con él, pese a que le conozco de dos veces.

  • Bueno, tu sabes muchas cosas de mí, y tu que?
  • Yo? Bueno, mi vida no es tan interesante. Tengo un bar, al ser nuevo voy alguna que otra noche ha echar una mano, tengo una empresa de componentes eléctricos y ahora mismo estoy donde quiero estar.
  • Vaya interesante… Osea que el jefe va a poner firme al personal ¿no?
  • Bueno, si lo quieres llamar así, yo prefiero decir que voy a echar una mano y de paso ojeo un poco.. jeje.
  • La verdad es que si ese día no hubieras ido alomejor no estaríamos aquí.

Eeee… Sofía vuelve, estás desvariando.

  • Yo pienso que lo que está predestinado a pasar pasa. Estoy seguro que si no hubiera sido allí, hubiera sido en cualquier otro lugar. En la fiesta de Hugo, en un semáforo, en una cafetería…

No sé que decirle, no me esperaba esa respuesta, pero no os puedo negar que me gusta.

  • Carlos, me tengo que volver al hospital, he prometido que estaré allí el tiempo que me necesiten.
  • ¿Puedes cenar esta noche?, conozco un sitio donde hacen unos burritos de infarto.

¿Qué hago dios mio?

  • Perfecto, quedamos a las 9 en Sol, ¿te parece bien?
  • Me parece perfecto, luego te veo pequeña.

¿Pequeña?… joder …

Me tiro toda la tarde en el hospital, a eso de las 7 me voy a casa.

Me ducho, me depilo, quiero estar mona.

Decido ponerme un vestido negro ajustado, pero de Sport para poder ponerme mis deportivas.

Me recojo el pelo a un lado, me echo rímel, brillo, y un poco de colorete.

De mi casa a Sol, no se tarda nada 15 minutos en tren, y como no me apetece coger el coche bajo hasta Atocha para coger el tren hacía Sol.

Madre mía, Sol es una locura, hemos quedado en la puerta del Mesón del Jamón, madre mía que olorcito…

  • Estas preciosa.

Vaya, el tampoco está nada mal… Lleva unos pantalones negros y una camiseta blanca, con lo moreno que es le resalta mucho.. Mamacita como esta el tío!

  • Tu tampoco estás nada mal, jeje.

Me da dos besos, que pa qué os voy a engañar le plantaría uno de película en los morros, pero esta vez no quiero ser tan lanzada, no quiero ir tan rápido. Alomejor esto es solo una amistad.

Ponemos rumbo a Gran Vía, allí está el Mexicano al que Carlos me lleva.

Tiene toda la razón los burritos son espectaculares.

Nos pasamos la cena hablando, riendo, conociéndonos un poco más. Cada vez me gusta más, es sencillo, atento, tiene su punto macarrilla que me encanta, pero lo que más me llama la atención es que a sus 30 años haya logrado todo lo que tiene hasta ahora.

  • ¿Qué tal Sofía?

Me doy la vuelta, no me lo puedo creer, no puede ser, es Víctor, ¿qué coño hace en un Mexicano justo hoy?

  • Hola Víctor, muy bien.
  • ¿Qué haces aquí?
  • Pues lo mismo que tú cenar.

De repente Carlos se levanta.

  • ¿ No nos presentas nena?
  • ¿Nena?, ¿quién es este Sofía?

Madre mía en que embolao estoy metida. Se retan con la mirada, venga pelea de machos, parece que ahora se van a poner a mear para marcar territorio.

  • Víctor este es Carlos un……..
  • Un chico que esta en proceso de conocer y que de momento la cosa va muy bien.

Dios le mato, sino le mata antes el otro.

  • Yo soy Víctor el ex novio de Sofia.
  • Bueno, el ex novio de cuando teníamos 15 años, así que no cuenta.

Víctor se queda con cara poker!!!!

Olé, punto para mí, jódete mamón eso por cabrón.

  • Perfecto Víctor, sino te importa me gustaría seguir disfrutando de la compañía de Sofía, si quieres puedes sentarte con nosotros.
  • No no hace falta, vengo acompañado.

Me dá por mirar atrás, está Noelia, que no se ha enterado de nada.

¿Como tiene tanta cara este tío de venir pidiendo explicaciones y su novia detrás?

Es que le odio.

  • Necesito ir al baño Carlos, ahora vengo.

El restaurante es enorme, casi me pierdo al ir al baño.

Necesito echarme agua, menuda situación acabo de vivir.

  • Sofía, me estoy volviendo loco, ¿qué haces con ese tío? ¿porqué no me has llamado? ¿no me echas de menos?.

Víctor estaba en el baño.. había ido a buscarme.

¿Qué pasará con Sofía y Víctor?

¿Le dejará Sofía las cosas claras a Víctor?

¿Esperará Carlos a Sofía?

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Capítulo 7

Ando perdida, ahora mismo me siento como  en una nube, como si nada de esto me estuviera pasando, estoy en una pompa, hasta que alguien me para.

  • Sofia, gracias a Dios que estás aquí. Sergio no ha parado de decir tu nombre, está sedado, pero de vez en cuando despierta y solo te llama a ti, por favor ayúdanos.

Era Rebeca, mi ex suegra. Tenía la cara desencajada, estaba despeinada y la cara muy roja, intuyo que no ha dejado de llorar desde que Sergio tuvo el accidente.

Quiero y necesito saber que ha pasado, pero creo que ella no es la persona indicada para que la pregunte..

Así que me dirijo a la habitación..

DIOS MIO, es Sergio. Está lleno de tubos.. tiene la cara morada, lleva collarín y tiene escayolado el brazo y la pierna.

Me acerco poco a poco, aunque me han dicho que no puede oírme porque está sedado, no quiero hacer ruido, no quiero despertarlo…

Me acerco le miro, le miro.. ¿en que momento ha sucedido esto? Por dios ¿qué le ha pasado?

El padre de Sergio entra a la habitación, está mas calmado que su madre, así que decido hablar con él:

  • Juan ¿qué ha pasado?
  • Sofía… desde que dejaste a Sergio no está bien. No come, no descansa, llevan unos días llamándole la atención en el trabajo, pero este domingo salió, y fue a una discoteca de Madrid donde se encontró a un tal Víctor. Por lo visto, el chico le dijo que estaba enamorado de ti, y que tu de el también, que habíais estado juntos y que iba ha hacer todo lo posible por estar contigo. Sergio.. se fue muy cabreado, y al volver a casa en un Stop… se llevó un coche por delante. Está muy mal, tiene lesiones en la cabeza, y tiene muchos huesos de la pierna y el brazo rotos. Nos han dicho que se recuperará, pero que será largo y duro.
  • Dios mío…

Las lágrimas no me paran de caer, no me puedo creer  que esto haya sido culpa mía..

  • Sofía no llores. En la vida no estamos obligados a querer a la gente, y nadie tiene que estar con una persona que no quiere y que no es feliz. Sergio es mi hijo, pero por los años que has estado con él a ti también te considero mi hija. Quiero que los dos seáis felices , y aunque él ahora no vea un mundo sin ti, logrará recuperarse, y aprender que si hubiera estado contigo, no habría sido feliz. No quiero que se te pase por la cabeza que esto que le ha pasado a mi hijo es culpa tuya, porque no tienes nada que ver . Te hemos llamado porque te ha llamado a cada rato. Se despertaba y te agradezco de corazón que estés aquí.

Madre mía, las palabras de Juan me llegan al alma, en verdad es lo que necesitaba escuchar. Le abrazo muy fuerte, lo necesito y se que él también.

Estoy allí toda la tarde, no me pienso mover hasta que Sergio se despierte. Por una parte quiero estar allí, he pasado muchos momentos con él y no quiero verle así, y por otra pienso que se lo debo.

Al día siguiente tengo que trabajar, pero como me quedan días de vacaciones llamo a mi jefe le explico mi situación y me da 2 días.

Quiero acompañar a Rebeca y a Juan, quiero que sientan mi apoyo.

Llevo allí 12 horas y Sergio, ni se ha movido…

Opto por ir a la cafetería, necesito un café porque me estoy volviendo loca. No tengo hambre, no tengo sueño…

Decido subir a la habitación, hago el relevo a Juan y me siento en un sillón.

Cierro los ojos, pero un sonido me hace incorporarme:

  • Sofía… puedo olerte.. estás aquí.

Sergio se ha despertado.

  • Sergio, Sergio estoy aquí contigo.

Se me caen dos lágrimas, se me parte el alma al verle así. Le agarro fuerte la mano, la tiene fría muy fría.

  • Tranquilo que no me voy a mover de aquí.
  • Sofía, Víctor me dijo que estuviste con él, no puedo olvidarte, te quiero demasiado, no puedo vivir sin ti.
  • Tranquilo Sergio descansa, cuando estés bien hablaremos.

Y cerró los ojos.

Lo último que quiero ahora es hablar de este tema, mas que nada porque no sé como afrontarlo ahora mismo.

Pienso en las palabras que me ha dicho Sergio, ¿porqué todo tiene que ser tan complicado? ¿porqué si alguien ya no siente lo mismo no se acaba y ya está? ¿porqué siempre alguien tiene que sufrir?

Rebeca y Juan entran a la habitación, les comento lo que ha pasado, omito lo de Víctor solo les digo que se ha despertado.

  • Mañana se le pasará la reacción de todos los medicamentos y estará consciente, de momento hoy dejarle descansar.

La enfermera nos dijo que nos fuéramos a casa y que mañana volviéramos con las pilas cargadas, ya que tendríamos que estar al 100 por 100 para cuidar a Sergio.

Ni me lo pensé, sabía que hasta el momento que se recuperara y el tiempo que el necesitara iba a estar ahí.

Me fui a casa a descansar, las horas en el hospital me empezaron a pesar.

Llegué a casa y me metí a la ducha. Me puse música, me encanta Rozalén y me puse mi canción favorita comiéndote a besos.

Fueron cuatro los segundos que pasaron hasta que pude encontrarte entre los rostros congelados…

La situación me está superando, en cuestión de 3 semanas me han pasado una serie de cosas que nunca pensé que me iban a pasar.

Lloro, lloro hasta desahogarme y sé que me va a venir bien.

Me viene a la cabeza imágenes de Víctor, ¿porqué todo es tan difícil? ¿porqué tuvo que volver?

Vivía pensando en el, pero era un pensamiento, ahora todo se ha complicado.

De repente suena mi móvil es un mensaje.

Que raro ahora con esto del whatsapp nadie manda mensajes, ¿quién será?

Espero que hayas ordenado tus ideas, y que la decisión que hayas tomado sobre todo sea la que te haga feliz. Como te dije la vida es corta disfrútala! Me gustaría volver a verte. Carlos.

Perdona??? Y este de que tiene mi número????

Que razón tiene su mensaje, que corta es la vida, es lo que he estado pensando todo el día hoy en el hospital…

No le contesto, ahora mismo paso de verme con nadie es lo que menos me apetece.  Sigo con mi baño y mi música.

Me pongo el pijama, y llamo a Raquel para contarla todo, quedé en hacerlo cuando llegara a casa.

  • Tía, flipo con lo que me estás contando, pobre Sergio. Pero Sofi, tu no tienes la culpa de nada. Es mejor que tomaras la decisión, a que le hubieras estado engañando toda su vida, y lo peor de todo que tu te prives de ser feliz.
  • Lo se Raquel pero entiéndeme, es una papeleta muy grande, pero tengo claro que ahora el tiempo que me necesite voy a estar con él, aunque siendo sincera no le voy a dar falsas esperanzas.
  • ¿Te ha llegado algún mensaje?
  • ¿Cómo dices? ¿tú como sabes que hoy me han mandado un mensaje?
  • No te enfades, he estado con Jorge, el amigo de Hugo, por cierto es más mono, y ha venido Carlos. Me ha preguntado por ti. Le he contado un poco por encima lo que te había pasado y me ha pedido tu móvil. Espero que no te moleste ha sido un poco pesadito.
  • No te preocupes Raquel no me molesta, no le he contestado, ahora lo menos que necesito son más líos en mi cabeza. Pero la próxima vez antes de dar mi número a nadie pregúntame anda.
  • Esta bien, te quiero mucho y descansa, mañana te espera un día duro.
  • Yo también te quiero mucho Raquel, gracias por escucharme y siempre estar cuando te necesito.

Apago la luz y hago lo que tanto necesito, dormir y despejar mi cabeza…

¿Será cápaz Sofía de afrontar lo que se la viene encima?

¿Buscará Víctor a Sofía después del encontronazo con Sergio?

¿Esperará Carlos la respuesta a ese mensaje?

Os espero… miles de gracias!!

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284