Capítulo 16

No puede ser, Carlos viene hacia aquí, ¿qué hago?, no se pueden encontrar bajo ningún concepto, pero ¿como hecho a Víctor de la habitación?.

  • ¿ Qué quería Raquel? ¿porqué tienes esa cara? Estás blanca.

Joder, que me invento.

  • Se ha muerto su loro Pepe, Raquel le tenía especial cariño, estaba muy triste.

Madre mía que trolera soy, Raquel ni tiene loro. Me siento fatal, pero no tengo otra opción.

  • Víctor, ¿no me ibas a invitar a cenar?, me apetece salir y que me enseñes un buen restaurante de Londres, me muero de hambre.
  • Tus deseos son órdenes para mí. Vamos.

Menos mal, creía que me iba a costar una eternidad sacarle de allí.

Estoy muy nerviosa, Raquel me ha dicho que Carlos venia, pero no se ni cuando ni nada. Temo bajar y encontrarle en recepción, me da algo.

Parezco una famosa, voy en modo incógnito, Víctor me mira raro, pero me da igual el objetivo principal es que no se crucen.

Conseguimos salir del hotel y no hay monos en la costa, bueno mejor dicho, no hay Carlos en la costa, jiji.

Me río, pero de nervios, en este momento es el momento del apretón, madre mía, creo que hasta se me caen los sudores… que mal momento.

Entramos a un Italiano, me encantan, pero en estos momentos lo que menos tengo es hambre, pero claro mi excusa para sacar a Víctor del hotel es que tenía mucha hambre.

Él pide y pide, madre mía, ¿como vamos a comer tanto?, me agobio.

  • Necesito ir al baño.

Me voy al baño, necesito despejarme, joder. Llamo a Raquel:

  • Tía, ¿me puedes explicar como coño ha ido Carlos ha hablar con mi madre?
  • Relájate, estaba desesperado, me llamo a mí un montón de veces, dice que no tiene ni idea de quién le ha enviado ese mensaje, y estaba como loco por hablar contigo. Hizo guardia en tu casa hasta que salió tu madre, y con la labia que tienes, ya sabes tu madre tardo 10 minutos en decirle en que hotel estabas.
  • ¿Perdona? ¿sabe en qué hotel estoy?

Si tengo a mi madre delante, la mato, la MA TO.

  • Bueno, te voy a dejar, estoy con Víctor cenando y a ver que cojones hago para que no suba a la habitación de mi hotel.

Estoy tranquila, en Londres no dan el número de habitación a la gente sin previa autorización.

La cena, transcurre normal, me cuenta su separación con Noelia y yo le cuento el trágico final de Sergio, todo muy ameno vamos.

Vamos camino a mi hotel, mis nervios aumentan, ¿qué hago joder?

  • ¿Me invitas a tu habitación?

No, no y no.

  • Me duele mucho la cabeza Víctor, me gustaría descansar. Mañana nos vemos te lo prometo.

No insiste, mi cara no debe ser muy buena porque ni rechista, yo me alegro, porque si no no se que hubiera echo.

Estoy cagá, voy hacia mi habitación y por suerte no me encuentro a Carlos.

Entro y me doy una ducha, he pedido dulce, tengo antojo, y necesito chocolate.

Justo antes de meterme a la ducha llaman a mi habitación.

  • Servicio de habitaciones.

Joder, estoy con la toalla, bueno no pasa nada no se me ve nada.

Abro la puerta.

  • ¿Se puede saber porque coño no me has podido coger el teléfono y dejarme que te diera una puta explicación?.

No se me cae la toalla, porque no me puedo mover de como me he quedado, pero vamos que ahora mismo se me cae todo. Por muchos motivos, está guapísimo, y la forma esta de hablarme y el tono autoritario me pone a 100.

  • La única que puede estar enfadada aquí soy yo, así que bajas el tonito.
  • No me vengas con milongas. Te vas de Madrid, desapareces y no eres capaz de cogerme el puto teléfono aunque haya sido para mandarme a la mierda. Me he abierto a tí, he confiado en tí, y tu sabes perfectamente lo que me ha costado, y ¿me lo pagas así? He cogido un puto avión que nunca en mi vida lo había echo, porque me estaba volviendo loco de pensar que alguien pudiera sentir lo que yo sentí hace unos meses. Si me conocieras un poco, sabrías que no sería capaz de hacer algo tan ruin.

Joder, ¿qué le digo?, estoy sin palabras. No se porqué pero me creo todo lo que dice, no se si es su forma de hablar o de transmitirme la verdad.

  • Lo siento Carlos, yo…
  • Yo nada Sofía, a mi esto no me lo haces más, me estaba volviendo loco. ¿Qué haces aquí? ¿Porqué Londres? ¿Porqué has venido aquí?

¿Cómo cojones le digo que hace 4 horas me estaba follando aquí a mi EX? por llamarlo de alguna manera.

Llamarme, mentirosa, o cobarde pero no se lo voy a decir.

  • Tenía 3 días libres y Londres es una ciudad que he querido conocer siempre.

Carlos se me acerca, y me agarra la cara, mientras me acaricia el cuello.

  • Dios Sofía, te he echado mucho de menos, casi me vuelvo loco.
  • Tienes razón, tendría que haberte escuchado, pero ver eso después de.. ya sabes. Yo también me volví loca, me pudo la impulsividad, pero, ¿de quién era ese mensaje?
  • No tengo ni idea, no tengo ese número grabado, pero no te preocupes, porque tengo amiguetes en la policía ya les he dado el teléfono lo están rastreando, lo raro es que no encuentran nada.
  • Vaya, que raro.
  • Ahora Sofia, bésame.

No hace falta que me lo pida dos veces. Le beso, sus besos son tan cálidos, tan  fuertes me encantan.

Me quita la toalla, quedo totalmente desnuda, y despacio me lleva al baño. Se desnuda y se mete conmigo en la ducha. De repente empieza a salir el agua, esta fría pero no me importa, mis pezones se ponen duros, muy duros, y Carlos me acaricia. Me empieza a masajear el clítoris, y a la vez coge la alcachofa y me apunta en mi botón del placer. Me besa, me masajea, me apunta, ¿algo más?, voy a explotar pero de placer.

Como preveía exploto en su mano, como es costumbre me mete los dedos y los mueve, como solo el sabe, se agacha me saborea, siento que no puedo más pero sí, sigue dándome golpecitos con la lengua, metiéndome los dedos. Si hay algo que me gusta de Carlos es que siempre acierta, siempre me complace, me encanta. Me corro de nuevo.

Y… mirándonos a los ojos , de pié, frente a frente, me la mete. Así, hasta el fondo.

  • No sabes cuánto he deseado esto.

Su voz en mi oído, me pone, me pone mucho.

Nos tiramos así 10 minutos, hasta que llego al climax y el tras de mí.

Ha sido increíble.

Salimos de la ducha, y llaman al teléfono de la habitación.

  • Señorita Ramírez, el señor Álvarez la esta esperando en recepción.

 

¡QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE???????????

 

Os espero!

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Capítulo 16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s