Capítulo 15

Madre mía, ¿qué acabo de hacer? Viva mi impulsividad! Me da igual. Empiezan mis vacaciones y estoy despechada, así que me piro!!!!!!!

No he avisado a Víctor, en verdad no se ni si me apetece verle, pero es lo que me ha salido.

Son las 7:00, estoy ya en barajas, mi avión sale a las 8:00 y como no tengo que facturar, ya que solo llevo la maleta de mano voy sin prisa.

Ayer llamé a Raquel y Laura para contarlas lo que me había pasado, por supuesto están conmigo, dicen que es un cerdo, Raquel le defendía un poco más pero Laura estaba conmigo a tope.

Apagué el teléfono, y no lo quiero ni encender. Sé que Carlos me ha buscado, me asomé varias veces a la ventana, y vi su coche, llamó a Raquel, pero no quiero ni verle, me la ha liado pero bien. Le voy a echar de menos, su manera de tratarme me gustaba, me volvía loca como me follaba, y sí que es verdad que apareció en un momento complicado de mi vida y supo hacer que me olvidara de todo.

Si sigo pensando así no me voy a ir, y me quiero ir, y no quiero hablar con él, pero sí.. Dios que lío, es como si mi cuerpo, me pidiera que le escuchara, pero yo no quiero.Joder, que puto lío.

Bueno, ya estoy montada en el avión. Sé donde tiene Víctor la empresa, así que, lo que creo que voy ha hacer es ir directamente allí. A ver que pasa…

El vuelo se me hace muy corto, cojo un Taxi y me voy al hotel. Me ducho y me cambio, quiero estar radiante, espectacular. Sé que va a flipar cuándo me vea.

Me pongo un vestido rojo ajustado, tengo curvas y me veo perfecta, me pongo unas cuñas y una chaqueta negra de cuero. El pelo me lo dejo suelto, alocado, me encanta!

Pongo rumbo a la empresa de Víctor , tienen una empresa de ascensores. La verdad que les va muy bien.

Estoy super nerviosa, bueno os lo podéis imaginar. No quepo en mí, no se que hacer, ahora me estoy arrepintiendo. Pero no, soy valiente y lo voy ha hacer.

Buf, estoy en el edificio, plantada allí, me siento un poco tonta, Víctor tiene prometida y yo estoy allí que parezco su putita. Ayer me estaba acostando con un tío y hoy voy dispuesta a acostarme con otro, ¿qué cojones me pasa? luego pienso, ¿ a nadie le ha pasado que le gusten dos tíos a la vez? Yo creo que hay muchas situaciones que se dan de esa manera.

Pregunto por él, me dicen que está reunido y que tengo que esperar. Decido esperar, a parte me han dicho que no va a tardar. Aún no he encendido el móvil, me tienta hacerlo pero finalmente lo vuelvo a guardar.

Por cierto, no he dicho mi nombre en recepción, he dicho que pregunta por Víctor la señora Travel, por asuntos de negocio. El nombre suena de puta madre, por eso se lo traga todo.

Sé que estoy espectacular, los ojos de los hombres me lo dicen y me encanta. Estoy deseando ver la cara de Víctor cuándo me vea Dios mio, poneros en mi lugar ¿como estaríais? Dioss!!!

  • Señora Travel, el señor Álvarez la espera.

Madre mía, ahora si que sí, estoy super nerviosa.

Subo a la planta 14, allí se encuentra el despacho.

Cuándo entro, me quedo flipada, cacho despacho, enorme, mesa blanca, muebles negros, es precioso, y las vistas espectaculares.

Víctor está de espalda, mis hormonas se activan, mi cuerpo responde a él. Aún no me ha visto.

  • No tengo el gusto de conocerla Señora…

Se da la vuelta y me ve.

Tendríais que ver su gesto, su cara es de sorpresa, de emoción, tiene la reacción que yo quería que tuviera.

  • Hola Víctor, me apetecía conocer Londres, y he pensado que quién mejor que tú para que me lo enseñe.

Se acerca a mí a pasos agigantados,  me coge en brazos y me da vueltas.

  • Joder Sofía, menuda sorpresa. ¿Qué haces aquí?, ¿porqué no me has avisado? pero, ¿como has venido? Dios mio que locura, no se qué decir.

Le beso! Es lo que iba buscando y no lo voy a demorar más. Por supuesto, me responde con ansia, mmmmmm me encanta.

Después de estar así 10 minutos, nos sentamos.

  • Explícame porqué has cambiado de opinión.
  • No se, sabes que  soy impulsiva, hoy empezaban mis vacaciones y pensé en venir aquí.  No sabía lo que me iba a encontrar, pero me ha gustado mucho el recibimiento.

No me para de besar, en verdad quiero más, pero ese no es el momento.

  • No sabía si hacía bien viniendo aquí directamente, ya sabes por Noelia y eso, pero me apetecía darte una sorpresa.
  • Ha sido lo más emocionante desde hace mucho tiempo, y según el día que llevaba hoy… me lo has cambiado completamente.
  • Vaya, no esperaba oír eso. Se que no me podrás dedicar mucho tiempo, pero el tiempo que estés disponible avísame.
  • Tienes todo mi tiempo para tí, ya no estoy prometido, Noelia y yo lo dejamos cuándo volvimos. Tenías razón, tengo que madurar, y no puedo estar con una persona a la que no quiero. Al principio me costó mucho y a Noelia también, pero hoy en día sé que hice lo correcto.

Osea, flipo, no me esperaba esto para nada, y menos que siguiera mis consejos. Me alegra escuchar eso, ya no por mí sino por el. Yo estuve en su situación y no se pasa nada bien.

  • Vaya, no me lo esperaba.
  • Por eso te insistí tanto que vinieras, te echo de menos, mucho y se que lo hice mal.

Sus palabras, me gustan pero no me puedo quitar a Carlos tampoco de la cabeza, que lío.

No le voy a contar, que estoy aquí porque ayer me estaba follando a un tío y recibió el mensaje de una chica, y por despechada cogí un vuelo. Que mal suena pero es la verdad.

  • ¿Me invitas está noche a cenar?

No me contesta solo me besa, por supuesto me lo tomo como un si.

Me voy al hotel dentro de 2 horas hemos quedado. Que estoy haciendo? ¿Estaré haciendo lo correcto?

Bueno empiezo a arreglarme, me pongo unos vaqueros una camisa rosa y unas botas beige. Me encantan las botas. Al contrario de esta mañana me recojo el pelo en una coleta alta y me maquillo un poco, no mucho.

Me llaman de recepción para avisarme de que el señor Álvarez me está esperando.

Joder que cachonda me pone que lo llamen por su apellido.

Cuando bajo y le veo me quedo con la boca abierta, se ha puesto un traje gris, está guapísimo.

  • Guau señor Álvarez estas guapísimo.
  • Lo mismo digo señorita Ramírez.
  • ¿Aún te acuerdas de mi apellido?
  • De ti no olvido nada pequeña.

Buf, no podemos pasar de la cena e ir a la habitación directamente?

Parece que Víctor me ha leído la mente porque me coge de la muñeca con fuerza y me lleva hasta el ascensor y pulsa mi planta.

  • No puedo aguantar, vamos a la habitación, después cenaremos.

Besos, caricias, sexo, os podéis imaginar todo lo que pasó en esa habitación durante toda la noche.

  •  Toma Sofía es Raquel.

Víctor me pasa su móvil, ¿para que me llamara Raquel?

– Dime Raquel.

– Tia, Carlos no ha parado de preguntar por ti, tu madre le ha dicho donde estás y va para allá.

Y me cuelga.

¿Qué Carlos aquí? ¿pero estamos locos? ¿No puedo tener una semana tranquila?

 

 

Os espero en mi facebook… 

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Capítulo 15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s