Capítulo 11

  • Buf.. nose ni que hora es, estoy en la cama de Carlos, después del polvo brutal de anoche caí rendida, pero estoy sola. Aprovecho ese momento de soledad para pensar en lo que estoy haciendo.
    Siempre he sido de las de: si te apetece pa’lante, pero llega un momento que te da miedo.
    Miedo de sentir, miedo de equivocarte.
    Tengo claro que por Sergio siento mucho cariño, pero no le quiero como pareja.
    Víctor está muchas horas del día en mi cabeza… pienso en que hubiera pasado si en su momento, no hubiera sido tan cobarde.. alomejor ahora estaríamos casados y con hijos… creo que eso es lo que no me deja quitármelo del todo de la cabeza, el que hubiera pasado. Y ahora aparece Carlos, que es igual que mi fantasía sexual, ya sabéis el megabuenorro Ryan Guzmán, y me descoloca entera… no se que será de mi vida..
    Acabo de caer, en que yo me quedé dormida en el sofá, y ahora estoy en la cama. Ósea, podréis ver que aunque venga un tsunami, huracán o este un avión encima de mi no me entero…
    Decido levantarme, miro mi móvil y veo que son las 4 , ¿donde está este hombre?
    No conozco la casa, así que voy pasando habitación por habitación.
    El primer sitio en el que miro es en el salón, no hay nadie y en la cocina tampoco.
    El la primera habitación tampoco está, hay dos camas imagino que será una habitación de invitados.
    Así me pasa con 3 habitaciones mas… madre mía esto parece un hotel.
    Paso a una biblioteca, nada. Pero este tío ¿donde cojones se ha metido?.
    A lo lejos veo una puerta, decido ir es el único sitio que me queda por mirar.. porque en el patio a las 4 de la mañana no creo que este.
    Abro la puerta y me quedo alucinando, una piscina cubierta enorme, madre mía si parece eso el Aquopolis…
    Veo a Carlos nadando, no le quiero molestar así que me siento en un lado de la piscina.
    – Hola Sofía, que haces aquí?
    – Me he despertado y no estabas. Por cierto, como te he ido a buscar he echo un tour por tu casa, es muy bonita.
    – Gracias.
    Le notó seco, distante, cortante, no se que decir, porque no le veo con ganas ni de hablar, ni de que este allí.
    Se vuelve a poner las gafas y se pone a nadar de nuevo.
    ¿Perdona? Este tío ¿de que coño va?
    Ósea que follamos de una manera increíble, me dice que hace tiempo no siente esto y ahora hace como si no estuviera, anda y vete a la mierda.
    Carlos, ¿ me puedes llevar a casa?
    Me quiero ir de allí, no estoy cómoda este que se ha creído.
    Sale sin decirme nada, pero ¿qué le he echo?
    Se seca, se viste y me espera en el salón a que coja todo.
    Nos montamos en el coche, no cruzamos ni una palabra. Cuando llegamos a mi puerta ni me mira.
    – Bueno gracias por traerme.
    – De nada, descansa Sofía.
    Y cuando voy ha acercarme a darle un beso, me gira la cara y me da dos.
    Pero vamos a ver que me acabas de hacer el amor, y ahora me das dos besos?
    Luego dicen que las mujeres somos complicadas pero ellos… no te los quieras perder..
    En fin con la dignidad que me queda abro la puerta y me voy, más desconcertada que nunca, no entiendo nada.Cuando entro en mi casa, mis padres por supuesto están durmiendo, me voy a mi habitación, me pongo mi pijama preferido y me meto a la cama.

    Escribo un mensaje en el móvil para Carlos:

    No entiendo tu actitud, me has dejado descolocada. No se que te piensas, primero me tratas súper bien y luego poco más y me envuelves como a un regalo y me dejas en la puerta de mi casa. Que te den paleto!

    Pienso en mandárselo una y otra vez, pero eso también es darle demasiada importancia a lo que acaba de pasar, y tampoco quiero que se venga arriba, así que decido borrarlo y dormirme.

    Es Domingo, dios que pereza. Mi plan de hoy es preparar todo para mañana e ir a ver a Sergio. Hablo con él todos los días, me dice que está bastante bien y que con el tiempo va mejorando a pasos agigantados, escuchar eso me hace muy feliz.

    Mis padres se han ido a pasar el día a Cuenca así que guay! Tengo la casa para mí sola.
    Hoy me apetece estar de tranquis, me voy ha hacer unos espaguetis bolognesa que me encantan y voy a ver Sucedió en Manhattan ósea romanticona total, lo que me faltaba ya. Luego me creo que estoy en una película y es cuando la lío.

    Cuando estoy calentando la salsa llaman al timbre. Lo tengo roto, así que abro sin saber quién es, y cuando llaman arriba y me asomo a la mirilla me quedo muerta es Víctor.

    – ¿Qué haces aquí?
    – Hola Sofía, ¿puedo pasar?
    – ¿Qué quieres?
    Como no me apetece dar el espectáculo en el rellano le dejo pasar.

    Sofía, he venido a despedirme, mañana me vuelvo a Inglaterra y no me quería ir sin que lo supieras.

    Joder, no esperaba que se fuera tan rápido.

    – Vaya, bueno espero que todo te siga yendo igual de bien que hasta ahora.
    – Estas a tiempo de venirte conmigo.
    – Pero tío ¿a que coño juegas? Si te digo que sí, que coges ¿unos asientos de 3 en el avión para Noelia, para ti y para mí? Que caradura eres.
    – Joder Sofía, no quiero a Noelia y no me quiero casar con ella.
    – Me parece muy bien, pero eso mismo díselo a ella, a mí no me lo tienes que decir. Y no lo hagas por mí hazlo también por ti y por ella, no creo que nadie se merezca estar con alguien que no la quiera. Deberías madurar, deberías saber que solo también se está bien, que estar con alguien que no se quiere es perder el tiempo y la vida es corta. Hazme caso yo he aprendido la lección ojalá tu hagas lo mismo.

    Le veo tocado nose que le pasa y me jode verle así pero ni me voy a ir con el ni quiero estar con el, no quiero estar con un mentiroso, pero no os puedo negar que se me enciende todo cuando le tengo delante.

    – Joder Sofía se que lo he echo mal, pero nose, Noelia es una buena chica no quiero que lo pase mal.
    – Y que te crees que está mejor así? La estas engañando, igual que te has acostado conmigo a saber con cuantas más. Vamos no me jodas, que me digas que así no lo pasa mal, como mujer te digo que antes de que me estén engañando prefiero estar sola.

  • Por favor, vente conmigo.
  • Que no Víctor, que no me voy a ir contigo ni ahora ni nunca, y por favor, vete ya, tengo cosas que hacer.

Me mira, pero no me dice nada… lo estoy pasando bastante mal, no se si estoy haciendo lo correcto, pero no quiero irme con el, aunque por otra parte sí. Joder que liada estoy, puede que de nuevo sea una cobarde, pero si tanto me quiere como dice, que se quede aquí. Obviamente eso no se lo voy a decir.

Víctor se levanta del sofá, yo le sigo y cuando va a abrir la puerta se da la vuelta y me abraza.

Me va a dejar sin respiración, creo que nadie me ha abrazado con esa fuerza nunca. Hace el amago de besarme, pero yo me quito, estoy siendo mas fuerte de lo que creía. No sé cuando volveré a verle, incluso alomejor no le vuelvo a ver, pero no quiero que me utilice más.

Abre la puerta y se va, antes de cerrar me dice que me quiere y que me va a echar de menos.

Joder que bajón ahora, con lo llena de energía que me había levantado hoy.

Bueno, prosigo con mis planes, me voy a duchar y me voy a ir a ver a Sergio.

Sigo con el run run de Carlos en la cabeza, de que coño le pasó, pero no le voy a escribir para chula yo, algún día me le volveré a cruzar y hablaremos.

Cojo mi Ibiza, y pongo rumbo al hospital.

Pero hay algo que es de Ley, el que rompa pagará y se llevará los cachos de esta cruda realidad, cada luna llena al mes, sola te preguntarás, como de feliz sería nuestra vida y, yo solo le pido a Dios que te cuide y que te dé todo lo que tu le pidas pero te lo dé a revés.. ahora me despido yo, atentamente nunca tuyo, atentamente nunca tuyo…

Dios que subidón, me encanta Melendi, y encima me ponen esta canción en la radio que me chifla, estoy atope.

Llego al hospital, y me llevo una grata sorpresa, Sergio está de pie, y anda por sí solo, que emoción.

  • Joder macho, si que has adelantado eh! Me alegra muchísimo verte así.
  • Guau Sofí, que guapa estás!
  • A ver Sergio, que te tengo que tomar la tensión.

Uy uy, me lo parece a mí o a la enfermera guapa le gusta Sergio, le pone unos ojitos que no son normales, lo que más me gusta ver es que el más o menos le corresponde. Me encantaría ser la celestina de esta historia, jijiji.

Cuándo se va la enfermera se sonríen de una manera un tanto sospechosa.

  • Vaya, creo que aquí hay tema…
  • Jajajaja, es solo mi enfermera, pero no puedo negar que es guapísima, pero sabes que yo te sigo queriendo.

Joder, eso por tonta.

  • Bueno pero entre nosotros ya esta todo claro, asique adelante con la enfermera, te pone unos ojitos muy curiosos.

Me tiro allí, como 4 horas, merendamos y eso, estamos entre risas, le visitan algunos amigos y muchos familiares.

  • Bueno Sergio me voy a ir, mañana tengo que trabajar, y no he preparado aún nada. Me alegra verte tan bien, esta semana vuelvo.
  • Muchas gracias por todo Sofía, de verdad gracias!.

Cuándo llego a casa, mis padres aún no han llegado, asi que guay, así nadie me agobia. Me preparo la ropa para mañana. Me decido una falda de tubo rosa alta y una camisa blanca metida por dentro.

Me duermo, mañana será otro día.

Olé! Ya es lunes, joder que pereza, otra vez las 8:00 buf… bueno me arreglo, hoy me apetece ir mona, asique me cojo la plancha y me rizo el pelo, me queda muy bien y me gusta mucho. Me lo dejo un poco abultado, me encanta a lo loco, y me visto. Me pongo un poco de rímel, brillo y a correr, que el tráfico ahora….

Cuándo llego a la ofi, me quedo parada, Silvia está llorando.

  • ¿Qué pasa Raquel?
  • Tía, han echado a Silvia, la han dicho que no cumple con los objetivos que tiene marcados y que van a prescindir de ella.

Joder, menuda manera de empezar el lunes, es verdad que Silvia y yo no somos super amigas, pero la chica tampoco se merece eso.

  • Joder Silvia, lo siento de verdad, sabes que no somos santos de nuestra devoción, pero no estoy nada contenta con esta decisión, lo siento.
  • Gracias Sofi, no te preocupes, estoy así porque no me lo esperaba, pero bueno esta puerta se cierra, ya se abrirán otras.

La verdad que tiene razón, no se acaba el mundo, pero en los tiempos que corren ahora, perder un trabajo no tiene que ser nada agradable.

  • Silvia, me voy contigo, no puedo estar aquí si no estás tú, puede que lo nuestro empezara como un juego, pero me he enamorado de ti, no puedo verte mal y menos por cosas injustas, y no puedo venir aquí diariamente y que en la mesa de enfrente no estés.

Perdona???? Menuda cacho de declaración, Hugo aparece con una carta de renuncia, se ha pirado por amor!!! Lo flipo!!!!!!!!

Bueno esa mañana como os podéis imaginar no hay otro tema de conversación, con lo que más flipamos fue con la declaración de Hugo.

A las 12:00 horas nos reúne el jefe.

  • Bueno, como ya sabéis, hemos decidido prescindir de Silvia ya que no cumplía sus objetivos, con lo cuál su puesto tiene que ser sustituido, mañana se incorporará una compañera nueva con nosotros. Os pido que tenga una buena acogida, y que juntos trabajéis como hasta ahora.

Bueno pues nada mañana compañera nueva.

Sofía, sé que mi actitud no ha sido la más adecuada, pero no paro de darle vueltas a la cabeza. No he podido dejar de pensar en ti desde que te dejé en casa. Dios me porté como un imbécil, por favor perdóname, tengo muchas ganas de verte.

 

Hola? Es Carlos, menos mal que reconoce que ha sido un imbécil. Me gusta que me diga que no ha parado de pensar en mí, pero me raya eso de que no para de darle vueltas a la cabeza, que no para ¿de qué? ¿En qué piensa tanto?

No le voy a contestar aún, no va a ser cuándo el señorito quiera, asique decido guardar el móvil para no tener ninguna tentación.

Voy a comer con Raquel al Ribs, nos ponemos moradas de costillas, la cuento todo, necesito su consejo.

  • Joder tía, casado y divorciado alucina, menudo pivonaco.
  • Raquel , pero esa no es la cuestión, la cosa es que me trato fatal, como a una mierda, me dejó en mi casa como si nada entre nosotros hubiera pasado.
  • A ver Sofi, tampoco dramatices, alomejor el chico se agobió, ten en cuenta que solo hace 6 meses ha salido de un divorcio, en el que le han engañado, estar con una chica para el puede suponer algo difícil en estos momentos, y seguramente sea eso lo que le haya pasado.
  • No se tía, por una parte quiero pensar eso, por otra solo pienso que es un cabrón.

Volvemos a la oficina, no me he llevado el móvil a la comida, y cuando lo miro tengo 12 llamadas de Carlos. No le voy a devolver la llamada, por lo menos ahora no.

Tengo a Raquel como una mosca cojonera todo el rato diciéndome que le llame, y que le llame, pero no cedo.

El día se me pasa volando, decidimos tomarnos unas coca colas en el bar de enfrente, el del padre de Raquel.

Me llaman de nuevo al teléfono:

  • Dime Carlos.
  • Joder Sofía, hasta que al fin lo coges, creía que nunca iba lograr hablar contigo.
  • ¿Qué quieres? Tengo prisa.
  • Quiero pedirte perdón, y quiero explicarte el porqué me comporté así contigo.
  • No necesito ninguna explicación, simplemente follamos y ya ¿porqué debería esperar algo más?
  • No digas eso, hazme un hueco esta noche, por favor y nos vemos.
  • No puedo esta noche.
  • 5 minutos nena, lo necesito, desde que te dejé en casa no he podido ni dormir pensando en ti.

Joder porqué seré tan blanda.

  • Está bien, pero 5 minutos no más.
  • Te recojo a las 21.

Dicho esto le cuelgo, me recoge a las 21 y son las 20:30, le cuento a Raquel y me lleva como un rayo a mi casa. Me vuelvo a poner un poco de brillo y me retoco un poco. Antes muerta que sencilla.

A las 21, me manda un sms diciéndome que esta fuera.

  • Nena, que guapa estás.

Joder, parece que lo hace aposta, que guapo está. Lleva unos pantalones beige y una camisa de cuadros roja, está a comérselo.

  • Vamos sube.
  • ¿Dónde me llevas?
  • Es sorpresa.

Alá, ya me ha ganado!

Me lleva a cenar a un restaurante super bonito, es todo diáfano, blanco, con mesas bajas.

Es de comida oriental, me pido unos rollitos y ternera en salsa está riquísimo.

  • Dios Carlos esto está riquísimo.
  • Es el mejor oriental que conozco, como aquí en ningún sitio y mas si vengo contigo.

Ya me he puesto roja!

  • Sofía, el otro día me acojone. Sabes que me divorcié hace poco y no fue una buena experiencia, como te dije, me cuesta mucho confiar en la gente en general, no solo me fallo mi mujer sino, también mi mejor amigo, y cuándo hicimos el amor, supe que podría sentir por ti muchas mas cosas que un polvo o una amistad, que podría volver a vivir todo mi pasado y me dio miedo.

Vaya, no me esperaba eso.

  • Puedo imaginar como lo pasaste con esa situación Carlos, con tu exmujer y eso, pero creo que el otro día te excediste, me trataste como si de una puta se tratara, te echo 3 polvos, muy bien echados por cierto, y ala te llevo a tu casa sin mirarte a la cara. Te puedes imaginar como me sentí.
  • Joder, perdóname de verdad, perdóname, ni por asomo te quise hacer sentir así, ni para mí eres eso. Desde que te conocí en el bar, desee ese momento y como un idiota lo estropee, lo siento de verdad que lo siento.

Terminamos de cenar, ni me ha besado ni nada, lo estoy deseando joder, pero no seré yo la que dé el paso.

Me invita a su bar a que nos tomemos unas copas. Le digo que sí, me apetece, de tranquis claro que es lunes y mañana tengo que trabajar.

Me lleva a un super mega ultra reservado, está apartado de todo el mundo y cerrado. Nadie te puede ver.

Tiene un sofá enorme y una mesa en medio de cristal .

Carlos aparece con una botella de champan.

  • Bueno nena vamos a brindar, porque me has cogido el teléfono, eres dura y eso me encanta.

Sonrío, me está poniendo a mil.

Bebemos Champan.

  • Estoy deseando besarte Sofía.
  • Hazlo.

Me besa, me agarro a él, joder lo estaba deseando, madre mía como besa el tío.

Me toca, me toca todos los puntos de mi cuerpo, ya estoy toda para él, me tiene ahora mismo en el punto en que puede hacer conmigo lo que quiera, y lo hace.

  • Túmbate en la mesa, nena.

Hago lo que me pide, y me sube la falda.  Buf, estoy atope.

Sin quitarme los zapatos, apoya mis pies encima de la mesa, quedo abierta entera para él.

  • Madre mia Sofia, me encantas.

Sin perder tiempo, me echa a un lado las bragas y de repente me echa un chorro de Champan en el clítoris.

Que sensación, está frío, muy frío. Se tirá a mí, me chupa, se bebe el champan a un ritmo incesante, me encanta. Me tiene sujeta de las piernas no me puedo mover, y mientras me chupa mi botón del placer, bebe el champan, es aterrador las sensaciones que tengo, es algo alucinante que no quiero que termine.

Cuándo siento que voy a explotar, me absorbe entera y con rítmicos golpecitos… me corro, no me puedo mover, me tiene sujeta, a su merced, el orgasmo dura dura y dura, dios me tiaría así toda la noche.

  • Ahora Sofía te voy a follar, como llevo deseando desde hace días.

Yo no digo nada, solo me dejo hacer.

Sigo tumbada en la mesa, Carlos se sube, se pone el condón y antes de meterme su enorme pene, me masajea el clítoris y con la otra mano me mete dos dedos, una y otra vez, así, así, así hasta que de repente zás! Me la mete entera, sin contemplaciones, rápido, y me corro…

Carlos se empieza a mover en busca de su placer, me besa con ganas, con ansia, necesita ese contacto, igual que lo necesito yo. Por una parte veo que en cada beso me pide perdón por lo del otro día, por otra parte, esa parte salvaje, esa parte de hacerme ver el 7 cielo me encanta.

Después de 20 estocadas, nos corremos juntos. Carlos grita, yo grito… Estamos en medio de un reservado, de una discoteca con miles de personas afuera… y nosotros en un momento tan íntimo y tan brutal.

¿Qué pasará ahora entre Carlos y Sofía?

¿Conocerá Sofía a la madre de Carlos?

Os espero mañana!!

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Anuncios

6 comentarios en “Capítulo 11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s