Capítulo 8

Madre mía, la falta que me hacía dormir así. He dormido como un bebé, bueno como un bebé cuando pasan los 3 primeros meses….

Son las 8:00, he madrugado porque quiero estar pronto en el hospital.

No soy de desayunar dulce, me gusta lo salao. Pongo una sarten a calentar y me hago una tortilla, mmm…

Mi madre se va a trabajar, me da un beso y me dice que este tranquila y que si necesito algo la llame. Es tan buena..

Me pongo unos vaqueros, unas nike, una chaqueta vaquera y pongo rumbo al hospital .

Tengo que confesaros que antes de dormirme ayer, leí el mensaje de Carlos unas cuántas veces.

Me apetece contestarle, y también me apetece quedar con el, pero ahora no es el momento, no quiero mas rollos.

Cuándo llego, me llevo una grata sorpresa. Le han quitado los tubos a Sergio y le han incorporado, se  le ve buen color de cara y se dibuja una sonrisa en su rostro cuando me ve.

  • Guauuuu! Que alegría verte así, no me lo esperaba.

Me acerco y le doy un beso en la mejilla.

  • Muchas gracias por venir Sofi, me hace bien que estés aquí.

Pasamos la mañana en la habitación los 4, Juan, Rebeca, Sergio y yo. Para que todo se le haga mas ameno, jugamos a las cartas, vemos la tele, contamos anécdotas. Es una mañana muy buena y lo mejor de todo es que nos reímos mucho, y veo a Sergio feliz.

  • Bueno chicos os dejamos un rato.

Rebeca y Juan se van. Aprovecho, es el momento para ser clara, cuánto antes lo sea mejor.

  • Sergio, tenemos que hablar.
  • Sofia yo..
  • No me interrumpas déjame decirte todo. Tú sabes perfectamente que nuestra relación no iba para buen puerto, somos muy diferentes y eso a la larga pasa factura. No te digo que no te quiera, pero me he dado cuenta de que así estamos los dos mejor. Ahora mismo puedes pensar que no puedes vivir sin mi, y que no podrás rehacer tu vida, pero llegará un momento que lo harás ,y te darás cuenta de que yo no era la mujer de tu vida. Si tomé ese paso fué para que nuestra relación no se quemara más, y pudiéramos tener un buen trato. A la pregunta de Víctor, sí me he visto con él, pero eso es agua pasada. No quiero estar con él, como te dijo y tampoco quiero ningún tipo de trato. Estaré contigo aquí el tiempo que me necesites, y no por compromiso sino porque me apetece, que no quiera ser tu pareja no significa que para mi hayas sido una de las personas mas importantes de mi vida.
  • He sido un egoísta Sofía, lo primero que tendría que a ver echo es respetar tu decisión, y sé que fui un pesado, perdóname. Me enfurece la idea de que puedas estar con otro chico, pero sé que eso algún día va a pasar, somos jóvenes y aún nos queda mucho por vivir. El otro día cuando tuve el accidente, vi mi vida pasar… creía que no iba a volver a verte, y me dí cuenta de que no me quería ir sin pedirte perdón, y sobre todo, me he dado cuenta que tengo que pensar más en mi y en mi felicidad. Se que me quieres pero no de la forma que me merezco, no de la forma que una pareja se tiene que querer, con esto no te estoy echando nada en cara, solo quiero que sepas que ya he recapacitado y por mi parte me tienes aquí para lo que necesites.

Sus palabras me dejan helada, no me lo esperaba para nada. Siento emoción, pero a la vez estoy feliz, feliz porque ha entendido todo y sobre todo feliz porque sé que por fin puedo cerrar este capítulo y de buenas maneras.

Sellamos estas conversaciones con un abrazo, un abrazo sincero y que me doy cuenta que necesitaba.

  • Siento interrumpir este momento tan tierno, pero necesito a Sergio durante 5 horas, nos vamos ha hacer todas las pruebas necesarias para ver como van las contusiones .

Se lo llevan, y yo decido irme de compras.

Necesito un par de cosas y tengo bastante margen. Entre compra y compra, me entra un hambre que pa qué!.. Así que me siento en un bar que hay, hacen unos bocadillos estupendos y me pido uno vegetal.

No paro de mirar y mirar y mirar el mensaje de Carlos, que pesada soy, pero la verdad nose que hacer. Siempre me digo a mí misma que me arrepienta de las cosas que he hecho no de las que no, pero nose, pienso que si lo hago me voy a meter en un buen berenjenal…

Pero bueno, como a mi me gusta mucho el vinagre y las berenjenas decido contestarle:

Me gusta tu filosofía de vida! Mi decisión la tomé hace un tiempo… respecto a lo de vernos, ¿cuándo te viene bien?

Mando el mensaje sin pensarlo. Ala viva mi impulsividad!

  • Me viene bien ahora mismo nena.

¿Perdona? Creo que la coca cola se me ha salido por la nariz. ¿Qué coño hace aquí? ¿Nena?.. Me quedo muerta.

  • ¿Qué haces aquí?
  • Vaya, yo también me alegro de verte. He venido a comprarme un par de cosas, te he visto a lo lejos.. y casualmente me has contestado al mensaje.. ¿Qué más puedo pedir?
  • Vaya… que casualidad.
  • ¿Cómo estas Sofía?

Madre mía, ¿qué como estoy? Pues atacada, como voy a estar joder!, justo me tiene que pasar esto hoy, que voy con un moño mal echo y sin pintar, tócate los pies.

  • Estoy bien, un poco liada por lo de Sergio, imagino que te lo contaría Raquel todo.
  • Sí algo me dijo. Lo siento mucho, no tiene que ser nada agradable verle en esa situación, ¿está mejor?
  • La verdad que no, que no es nada agradable. Está mucho mejor, ya puede hablar , comer y lo mejor de todo es que ya sonríe.
  • ¿Has arreglado las cosas con el?
  • Digamos que, me siento nueva, hemos hablado todo lo que teníamos que hablar, y no ha podido ir mejor. Estoy feliz Carlos, muy feliz.

Me llama la atención la facilidad que tengo de hablar con él, pese a que le conozco de dos veces.

  • Bueno, tu sabes muchas cosas de mí, y tu que?
  • Yo? Bueno, mi vida no es tan interesante. Tengo un bar, al ser nuevo voy alguna que otra noche ha echar una mano, tengo una empresa de componentes eléctricos y ahora mismo estoy donde quiero estar.
  • Vaya interesante… Osea que el jefe va a poner firme al personal ¿no?
  • Bueno, si lo quieres llamar así, yo prefiero decir que voy a echar una mano y de paso ojeo un poco.. jeje.
  • La verdad es que si ese día no hubieras ido alomejor no estaríamos aquí.

Eeee… Sofía vuelve, estás desvariando.

  • Yo pienso que lo que está predestinado a pasar pasa. Estoy seguro que si no hubiera sido allí, hubiera sido en cualquier otro lugar. En la fiesta de Hugo, en un semáforo, en una cafetería…

No sé que decirle, no me esperaba esa respuesta, pero no os puedo negar que me gusta.

  • Carlos, me tengo que volver al hospital, he prometido que estaré allí el tiempo que me necesiten.
  • ¿Puedes cenar esta noche?, conozco un sitio donde hacen unos burritos de infarto.

¿Qué hago dios mio?

  • Perfecto, quedamos a las 9 en Sol, ¿te parece bien?
  • Me parece perfecto, luego te veo pequeña.

¿Pequeña?… joder …

Me tiro toda la tarde en el hospital, a eso de las 7 me voy a casa.

Me ducho, me depilo, quiero estar mona.

Decido ponerme un vestido negro ajustado, pero de Sport para poder ponerme mis deportivas.

Me recojo el pelo a un lado, me echo rímel, brillo, y un poco de colorete.

De mi casa a Sol, no se tarda nada 15 minutos en tren, y como no me apetece coger el coche bajo hasta Atocha para coger el tren hacía Sol.

Madre mía, Sol es una locura, hemos quedado en la puerta del Mesón del Jamón, madre mía que olorcito…

  • Estas preciosa.

Vaya, el tampoco está nada mal… Lleva unos pantalones negros y una camiseta blanca, con lo moreno que es le resalta mucho.. Mamacita como esta el tío!

  • Tu tampoco estás nada mal, jeje.

Me da dos besos, que pa qué os voy a engañar le plantaría uno de película en los morros, pero esta vez no quiero ser tan lanzada, no quiero ir tan rápido. Alomejor esto es solo una amistad.

Ponemos rumbo a Gran Vía, allí está el Mexicano al que Carlos me lleva.

Tiene toda la razón los burritos son espectaculares.

Nos pasamos la cena hablando, riendo, conociéndonos un poco más. Cada vez me gusta más, es sencillo, atento, tiene su punto macarrilla que me encanta, pero lo que más me llama la atención es que a sus 30 años haya logrado todo lo que tiene hasta ahora.

  • ¿Qué tal Sofía?

Me doy la vuelta, no me lo puedo creer, no puede ser, es Víctor, ¿qué coño hace en un Mexicano justo hoy?

  • Hola Víctor, muy bien.
  • ¿Qué haces aquí?
  • Pues lo mismo que tú cenar.

De repente Carlos se levanta.

  • ¿ No nos presentas nena?
  • ¿Nena?, ¿quién es este Sofía?

Madre mía en que embolao estoy metida. Se retan con la mirada, venga pelea de machos, parece que ahora se van a poner a mear para marcar territorio.

  • Víctor este es Carlos un……..
  • Un chico que esta en proceso de conocer y que de momento la cosa va muy bien.

Dios le mato, sino le mata antes el otro.

  • Yo soy Víctor el ex novio de Sofia.
  • Bueno, el ex novio de cuando teníamos 15 años, así que no cuenta.

Víctor se queda con cara poker!!!!

Olé, punto para mí, jódete mamón eso por cabrón.

  • Perfecto Víctor, sino te importa me gustaría seguir disfrutando de la compañía de Sofía, si quieres puedes sentarte con nosotros.
  • No no hace falta, vengo acompañado.

Me dá por mirar atrás, está Noelia, que no se ha enterado de nada.

¿Como tiene tanta cara este tío de venir pidiendo explicaciones y su novia detrás?

Es que le odio.

  • Necesito ir al baño Carlos, ahora vengo.

El restaurante es enorme, casi me pierdo al ir al baño.

Necesito echarme agua, menuda situación acabo de vivir.

  • Sofía, me estoy volviendo loco, ¿qué haces con ese tío? ¿porqué no me has llamado? ¿no me echas de menos?.

Víctor estaba en el baño.. había ido a buscarme.

¿Qué pasará con Sofía y Víctor?

¿Le dejará Sofía las cosas claras a Víctor?

¿Esperará Carlos a Sofía?

No os olvidéis agregarme al Facebook, noticias nuevas, nuevos capítulos os espero:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100013786089284

Anuncios

Un comentario en “Capítulo 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s